Decomiso en Portobelo el pasado 14 de septiembre de unos 1,240 paquetes de droga

Teiga Castrellón

Alejo Campos de la organización Crime Stoppers Panamá indicó que históricamente las zonas costeras e indígenas son vulnerables para ser usadas por el narcotráfico, contrabando y la trata de personas; y el país no escapa de esta realidad.

Campos señaló que tras la detención de un Gobernador trasladando droga, no se debe pensar que toda la Comarca de Guna Yala es narcotraficante. Según el director de Crime Stopper este ha sido un problema generalizado en América, que victimiza a las comunidades indígenas, las cuales están siendo utilizadas por los narcotraficantes.

Publicidad

Ante esto el director de la organización aconsejó a que los Estados deberían tener más presencia en estas zonas vulnerables, con actividades o programas en estos sectores, invitando además a la empresa privada y a las ONG a apoyarlos en esta meta, en la que como un equipo se le debe aportar a la comunidad trabajos e incentivarlos a la cultura de la legalidad.

Hay que sustituir el narcotráfico por el trabajo honrado.

Además Campos les adelantó a los ciudadanos de estas zonas costeras utilizadas, que no quieran formar parte de estas actividades delictivas y que no quieren ver a sus comunidades envueltas en estas malas prácticas a que pueden denunciarlas anónimamente a través de las diferentes entidades creadas para combatir el crimen.

Publicidad