Panamá Nacionales -  1 de febrero 2021 - 20:03hs

CSS: Aumentar edad de jubilación y otros temas no eran una propuesta sino un análisis de alternativas

Nimay González
Por Nimay González

Ante opiniones que circulan en redes sociales con relación a la situación del programa de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), particularmente sobre el componente Exclusivo de Beneficio Definido (SEBD), conocido como Sistema solidario, la administración de la Caja de Seguro Social ( CSS ) emitió este lunes un comunicado en el que aclara que los temas sobre un posible aumento a la edad de jubilación en Panamá y reducir el 20% el pago de las pensiones, no eran propuestas de la Junta Técnica Actuarial, sino un análisis de probables alternativas.

“La Junta Técnica Actuarial presentó varios escenarios que conjugaban distintas posibles medidas, entre las cuales estaba modificaciones en la tasa de reemplazo, años de cotización, y aportes extraordinarios del Gobierno. En nuestra apreciación, eso no era una propuesta sino un análisis de alternativas. La Junta Directiva solicitó que se hiciera un análisis de fusión de ambos subprogramas. Con esta opción, se logra 30 años de extensión de la vida del programa, pero inevitablemente se cae al final de ese tiempo en una situación deficitaria”, indica la CSS.

Añade que el SEBD no es autosostenible, al ser un sistema basado en aportes de cotizantes que cada día son menos y los beneficiarios más, con lo cual inevitablemente cae en una situación de insolvencia, frente a lo cual no hay una solución que no implique sacrificios de las partes.

Asimismo explica que la Contraloría General de la República es la entidad responsable de fiscalizar las operaciones de la CSS y en el ejercicio de sus funciones, ejerce la fiscalización de las operaciones de dicha entidad y audita sus estados financieros ; al tiempo que aclara que en ningún momento la Contraloría se ha negado a firmar los estados financieros, debido a que su responsabilidad está limitada a emitir una opinión sobre la razonabilidad de la información financiera de la institución; y hace poco terminó de auditar los estados financieros del año 2018 que fueron entregados formalmente a la Administración el pasado 30 de diciembre de 2019.

“La Administración preparó en los primeros meses del 2020 los estados financieros del año 2019. Es decir, en menos de 6 meses la nueva administración que tomó posesión el 1° de octubre de 2019 logró contar con los estados financieros de dos años. Durante el año 2020 la Contraloría se dedicó a auditar el estado financiero del 2018, dictamen que fue entregado recientemente a la Junta Directiva. En ese mismo período, ha iniciado el audito del estado financiero del año 2019”, añade.

La CSS manifiesta que además, en el año 2017 se hicieron los ajustes necesarios para corregir la asignación de pagos de XIII mes de cotizantes del programa Mixto, que fueron originalmente cargados en el programa SEBD; y los análisis en mención se refieren a períodos y situaciones pasadas y superadas.

Respecto a los sistemas SAFIRO, SAP y SIPE, indica que, el Sistema de Administración Financiera y Registro de Operaciones (SAFIRO) es el nombre con el cual la CSS denominó el sistema SAP que debería consolidar los resultados y entregar los estados financieros de la institución; mientras que el Sistema de Ingresos y Prestaciones Económicas (SIPE), registra los ingresos de las cuotas obrero patronales, siendo un sistema incompleto que no discrimina el porcentaje de la cuota del seguro social para el riesgo de Enfermedad y Maternidad e IVM con sus subsistemas y componentes, etc; en tanto la plataforma SAP presenta los estándares actualizados de registros, y para funcionar, los sistemas que migran información a esta plataforma deben adecuarse a la misma, al no hacerlo, se generan inconsistencias que se registran como saldos débitos y créditos por asignar. 

Por otro lado, frente a los señalamientos de que existen 116,305 que se desconoce cuando se inscribieron en el sistema, aclara que el sistema SIPE es tan frágil que no presenta los controles para evitar la inscripción incorrecta de datos de edad, fechas, de los trabajadores, pero no es limitante para estimar las pensiones, toda vez que se toma como referencia principal la edad y los años de cotización para estimar las pensiones, y la gran mayoría de los casos señalados corresponden a registros incorrectos realizados en el SIPE que han sido considerados en las corridas actuariales que se han realizado.

Agrega que en el sistema Mixto de Capitalización Individual aparecen personas con más años de cotización de los que lleva de vigencia este subprograma debido a que cuando se creó el sistema hubo un período para trabajadores que podían por edad optar a un sistema u otro, con lo cual más 14 mil trabajadores optaron por migrar al sistema Mixto y todos tenían años de cuotas que les suman para sus pensiones.

 Embed