Panamá Nacionales - 

Blandón: Como Partido Panameñista vamos a apoyar el esfuerzo de recoger firmas para una Constituyente

“Nosotros como Partido Panameñista vamos a apoyar el esfuerzo de recoger las firmas, esperamos que muchas más personas se sumen, nuestra intención no es asumir el protagonismo de un movimiento o de que los panameñistas son los que están recogiendo firmas, queremos ser parte de un esfuerzo mayor, que una a personas de distintos partidos y personas que no estén inscritas en partidos con una meta en común, que es la de lograr el mínimo de firmas que nos permita convocar a la Constituyente y discutir un nuevo sistema político para el país” , explicó Blandón.

Detalló en RPC Radio que con miras a lograr esto, ya están sosteniendo conversaciones con otros partidos y grupos de la sociedad civil, y esperan en el transcurso del mes de marzo o a más tardar a principios de abril, estar presentando una solicitud en conjunto o por separado para recoger las firmas, unificar las firmas que cada cual recoja y hacer realidad la Constituyente.

“Si usted cree que la Asamblea Nacional tiene que cambiar, los cambios que la Asamblea necesita para ser mejor solo se pueden hacer en la Constitución, por ejemplo limitar la reelección o eliminarla del todo tiene que ser a través de un cambio en la Constitución, limitar o reducir el número de los diputados, acabar con los circuitos electorales y que tengamos diputados provinciales o nacionales, establecer el mecanismo de la segunda vuelta electoral para que no tengamos más nunca un presidente con solo un 33% de los votos, garantizar mejor la independencia del Órgano Judicial, caminando quizá el mecanismo de nombramiento de los diputados y del Procurador General de la Nación, tiene que ser a través de un cambio constitucional, por dar algunos ejemplos” , indicó Blandón sustentando al sustentar su postura. 

Cabe mencionar, que los excandidatos presidenciales Rómulo Roux, Ana Matilde Gómez y Ricardo Lombada, también enfatizaron la necesidad de una Constituyente frente al colapso del sistema de Justicia y tras la renuncia del procurador General de la Nación, Eduardo Ulloa, en medio del escándalo por abusos sexuales y maltrato a menores de edad en albergues financiados y supervisados por el Estado.