Panamá Nacionales -  15 de agosto 2021 - 10:54hs

Panamá cuenta con unas 12 especies de manglar, la mayor variedad del continente americano

Entre las 12 especies de manglar que se pueden encontrar en las costas panameñas, están el mangle negro, mangle blanco, mangle rojo y el mangle piñuelo.

Nimay González
Por Nimay González

Panamá cuenta con la mayor variedad de especies de manglar entre todos los países del continente americano, con un total de 12 de las 65 especies puras identificadas a nivel mundial, según el Atlas Mundial de los Manglares, destacó este domingo el Ministerio de Ambiente (MiAmbiente).

Detalla que entre las 12 especies de manglar que se pueden encontrar en las costas panameñas, están el mangle negro, mangle blanco, mangle rojo y el mangle piñuelo.

“Todas las provincias de Panamá cuentan con la presencia de manglar. El territorio cuenta con más de 165,000.00 hectáreas de mangle, siendo el país centroamericano con la mayor cobertura de dicho humedal. Aproximadamente el 85% lo encontramos en la costa pacífica y el resto en el Caribe”, informó MiAmbiente.

Estas zonas son la casa de aves como pelícanos, cormoranes, gaviotas y gaviotines, de la nutria de río neotropical, cocodrilo americano y mono araña de Geoffroy; además sirven como hábitat para muchas especies de moluscos, crustáceos y peces en las primeras etapas de su vida, previo a su arribo a mar abierto.

Asimismo, según datos del Plan de Conservación para los Humedales de la Bahía de Panamá, esta zona tiene más especies de cangrejos violinistas que cualquier otro lugar del mundo, con un total de 271, siendo estos animales uno de los elementos más visibles de la fauna en los bosques de manglar en todo el planeta.

MiAmbiente resalta que contar con esta gran cantidad de manglares posiciona a Panamá como un territorio clave en la lucha frente al cambio climático, debido a que los mismos absorben y almacenan una gran cantidad de carbono no solo en su estructura física, sino también para el suelo, razón por la que son conocidos como reservas y sumideros de carbono y brindan servicios ecosistémicos con el fin de aportar en la adaptación al cambio climático.

En esta nota: