Miley Cyrus y Liam Hemsworth durante su ya extinta relación

SHOWBIZ

La cantante Miley Cyrus y el actor Liam Hemsworth, quienes protagonizaron uno de los grandes culebrones de 2019 con su separación del pasado mes de agosto, la cual se produjo solo ocho meses después de su boda, coincidieron en una de las numerosas fiestas angelinas que se organizan en las noches inmediatamente anteriores a la ceremonia de los premios Óscar, según se desprende de la información que ha dado a conocer este lunes la revista Us Weekly.

Sin embargo, y a diferencia de la buena sintonía que mostró anoche en la gala otra de las exparejas más mediáticas de Hollywood, Renée Zellweger y Bradley Cooper, el antiguo matrimonio ni siquiera llegó a verse las caras durante el evento y se mantuvo a una distancia prudencial el uno del otro hasta que Liam decidió marcharse.

Publicidad

"Estuvieron bien lejos el uno del otro. Además, Liam se fue solo unos minutos después de que llegara Miley con sus padres, y estos se fueron directamente al jardín de atrás para estar más tranquilos", ha explicado un informante a la citada publicación. "Tampoco hubo incomodidad alguna por su parte, a ninguno parecía molestarle la presencia del otro", ha añadido la misma fuente.

El cuñado de Elsa Pataky, quien actualmente está inmerso en un ilusionante romance con la modelo Gabriella Brooks, y la antigua estrella Disney, quien ha rehecho su vida sentimental junto al cantante australiano Cody Simpson, finalizaron su proceso de divorcio hace dos semanas y, prácticamente, en las mismas fechas en que, solo un año antes, disfrutaban de su luna de miel.

Publicidad

"Por una parte no he notado demasiados cambios [desde la boda], pero ha sido un paso muy importante para nosotros. Me encanta estar casado, es genial", aseguraba con timidez el hermano de Chris Hemsworth en una de las escasas ocasiones en que quiso pronunciarse sobre el asunto.

Publicidad

Publicidad