CICLISMO Otros deportes -  12 de septiembre 2015 - 15:02hs

El italiano Aru, campeón virtual de la Vuelta tras etapa ganada por Plaza

El ciclista italiano Fabio Aru (Astana) es el campeón virtual de la Vuelta a España tras la disputa de la 20ª y penúltima etapa, este sábado en la sierra madrileña, con 175 km y cuatro puertos de montaña, que ganó el español Rubén Plaza (Lampre).

"¡Qué etapón en @lavuelta... prueba de que una Gran Vuelta no está decidida hasta que acaba la 21ª etapa" , tuiteó el británico Chris Froome, ganador del último Tour de Francia y que tuvo que retirarse de la 70ª edición de la Vuelta por una caída en la que se fracturó un pie.

Fue el mejor resumen del desenlace vivido en la Vuelta a España este sábado, en una etapa de 175 km entre San Lorenzo del Escorial y Cercedilla, con cuatro puertos de montaña de primera categoría y en la que hubo una enconada lucha en todos los frentes: por el maillot rojo, por el podio y por el triunfo parcial.

En la Sierra de Madrid se escribió una de las etapas más bellas de las 70 ediciones de la Vuelta a España, en la que Aru, gracias a su potente equipo, desbancó al holandés Tom Dumoulin del liderato y se vistió el maillot rojo en la víspera de la llegada final a París.

El agresivo corredor sardo, segundo en el pasado Giro de Italia, atacó a Dumoulin, que aventajaba en apenas seis segundos a Aru al inicio de la jornada, en el tercero de los cuatro puertos de primera categoría que jalonaban el recorrido y pese a coronar la cima (a 48 minutos para la meta) con apenas unos segundos de ventaja, fue aumentando las diferencias con respecto al holandés gracias al trabajo de sus compañeros Mikel Landa y Luis León Sánchez.

En el descenso de la Morcuera, Dumoulin estuvo a pocos metros de enlazar con Aru, pero gracias sobre todo al trabajo de Lanza, el holandés empezó a distanciarse y en el puerto de Cotos acabó entregando el maillot rojo.

Al final, Aru aventajó en 3'52" a un Dumoulin que no sólo perdió el maillot rojo, sino que se quedará fuera del podio de Madrid.

"Esta victoria es de todo mi equipo, no solo mía. Han trabajado muy duro durante toda la Vuelta", dijo Aru a la televisión poco después de recibir el maillot rojo en el podio con la bandera de Cerdeña al cuello.

"El público ha disfrutado de una gran batalla. Pese al cansancio lo he dado todo. A veces se gana, otras los resultados no acompañan, pero hay que luchar hasta el final", añadió el italiano, de 25 años.

"Ahora estoy decepcionado, mañana estaré orgulloso, pero por el momento solo es decepción", declaró por su parte Dumoulin, el gran derrotado del día.

"Simplemente estaba vacío. No tenía piernas (...) En general, la carrera ha sido bella para mí", añadió el holandés.

En la lucha por el podio, el polaco Rafal Majka (Tinkoff) y el colombiano Nairo Quintana (Movistar) atacaron en el ascenso final al puerto de Cotos y durante algunos kilómetros amenazaron el segundo puesto provisional de Joaquim 'Purito' Rodríguez.

En la meta, la ventaja de Majka y Quintana no llegó al minuto con respecto a 'Purito', que conservó la segunda plaza, aunque el ataque le sirvió al polaco para subir al tercer escalón del podio.

"Cuando arrancaron Nairo y Majka me han acojonado (...) Me ha ido mal, pero he subido un puesto en la general (...) Segundo es incluso mejor de lo que esperaba", declaró 'Purito', que con este segundo puesto logrará su mejor resultado en una gran vuelta por etapas.

En la lucha por la etapa, al inicio de la jornada se formaron dos numerosos grupos de escapados, con 39 unidades en total, entre los que viajaba el español Rubén Plaza, que acabó llevándose el triunfo del día, logrando así su particular doblete, después de haberse impuesto hace unas semanas en la etapa del Tour de Francia con final en Gap.