CICLISMO Otros deportes - 

Purito, Aru y Boonen, principales reclamos de la Vuelta en su regreso

Los ciclistas Purito Rodríguez, Fabio Aru, Mikel Landa, Tom Boone o Luis León Sánchez, son algunos de los principales reclamos de la Vuelta a la Comunidad Valenciana, que regresa este miércoles al calendario internacional, tras ocho años de ausencia, de la mano de los hermanos Ángel y Rafa Casero.

La prueba valenciana, que fue un clásico en el calendario nacional e internacional, regresa de nuevo con el Banco de Sabadell como principal patrocinador, y se disputará esta semana, del miércoles 3 al domingo 7.

Constará de cinco etapas con un total de 615 kilómetros, en las que participarán un total de 196 corredores y 25 equipos, uno de ellos integrado por solo seis corredores.

En total serán cuatro las clasificaciones en esta Vuelta, ya que además de la General, habrá un gran premio de la montaña, de la regularidad y combinada.

Entre los participantes se encuentran los cinco primeros equipos de la World Tour: Movistar, Katusha, Sky, Etixx-Quickstep y Astana.

Además competirán otros equipos como el Lotto, el Garmin estadounidense, IAM Cycling, Cofidis, Caja Rural, el Kinan japonés, el Burgos BH, el Euskadi Basque o la selección española en pista.

La primera etapa será una contrarreloj individual entre Benicassim y Oropesa del Mar de 16,6 kilómetros que, según explicó Ángel Casero, "comenzará a marcar diferencias, porque es una crono complicada, con dos rampas importantes y que es un continuo sube y baja".

La segunda etapa, Castellón-Fredes de 163 kilómetros, que concluirá con una ascensión de quince kilómetros al Puerto de Fredes, de primera categoría, que cuenta con rampas del doce por ciento.

La tercera etapa es la de Sagunto-Alzira de 173,5 kilómetros, la más llana de la Vuelta y en la que se prevé una llegada al sprint.

La cuarta, con salida en Orihuela y 141,2 kilómetros, será la etapa 'reina' de la ronda, con cuatro puertos de montaña, el último de ellos de primera categoría en la meta del Alto del Xoret de Catí, de cuatro kilómetros y rampas del veintidós por ciento.

La última etapa Valencia-Valencia, de 121 kilómetros, contará con la subida al puerto del Oronet y concluirá con un circuito urbano de diez vueltas en el centro de la ciudad.