La atleta etíope Almaz Ayana celebra su victoria en los 10.000 metros el 12 de agosto de 2016 en el Estadio Olímpico de Rio de Janeiro.

AFP

La etíope Almaz Ayana dio brillo este viernes a la primera final del atletismo de los Juegos Olímpicos de Rio-2016 con oro y récord del mundo en la prueba de 10.000 metros (29:17.45), mejorando en más de 14 segundos, el anterior, que databa de 1993.

La joven fondista africana pulverizó la marca de la china Wang Junxia (29:31.78), que había logrado en Pekín en 1993.

Publicidad

Además de Ayana, de 24 años, Etiopía colocó en el podio a Tirunesh Dibaba, que ganó el bronce, con su mejor marca personal (29:42.56), mientras que la keniana Vivian Jepkemoi Cheruiyot logró la plata, con récord nacional incluido (29:32.53).

Ayana consiguió el oro en su primera participación olímpica, después de haber logrado, en la prueba de 5.000 metros, el título en el Mundial de Pekín-2015 y un tercer puesto dos años antes, en Moscú-2013.

Publicidad

Dibaba, tres veces campeona del mundo y dos oro olímpica de 10.000 metros, parece a sus 31 años haber entregado definitivamente la corona a su joven compatriota, que voló en Rio.

La keniana Cheruiyot, a sus 33 años, después de haber sido campeona de mundo de la distancia en Daegu-2011 y Pekín-2015, además de bronce en Londres-2012, parece también haber sucumbido a la juventud de Ayana.

Publicidad

Publicidad