PAREJA Pareja -  6 de febrero 2014 - 02:00hs

Ser rechazado afecta mucho incluso hace disminuir el coeficiente intelectual

El rechazo es parte de las experiencias que todo ser humano enfrenta anque sea una vez en la vida. Es normal sentirse decepcionado al ser excluido por alguien, especialmente cuando el mayor desea estar cerca justamente de esa persona. Pero esa misma razón, después de una decepción amorosa, fluyen los sentimientos de tristeza y depresión.

La capacidad de razonamiento lógico disminuye y, según un estudio realizado por la Universidad de Ohio en los Estados Unidos, también se reduce drásticamente el coeficiente intelectual (IQ).

Para descubrir eso, los investigadores presentaron personas desconocidas a los voluntarios del estudio. Y después hicieron creer a los voluntarios que no fueron del agrado de los desconocidos.

Entre los voluntarios, que fueron rechazados registraron un nivel mucho mayor de agresividad. La novedad es que, al mismo tiempo, el IQ promedio de ellos cayó cerca de 25%. Y el razonamiento analítico, 30%.

La explicación, según Roy Baumeister, responsable del estudio, es que el rechazo afecta directamente el autocrontrol de la gente. "Para vivir en sociedad, las personas deben tener un mecanismo incorporado que regula su comportamiento".

El rechazo crea personas impulsivas y autodestructivas.

En esta nota: