¿Te satisface tu relación?

Lau Chan

La etapa del enamoramiento es sin duda una de las mejores cosas que nos puede ocurrir, todo lo vemos perfecto y cada tontería que hace la otra persona es sin duda la máxima demostración de afecto para nosotras.

Sin embargo, después de esta fase, viene la cruda realidad, elegir amar a quien se dice amar, parece irónico, no? Pues la realidad es que el enamoramiento solo es la parte bonita, si en esta etapa no construiste una base sólida con dicha persona es muy poco probable que a futuro te sientas completa en esa relación, aunque no te preocupes, todo tiene solución, aquí algunas ideas.

Publicidad

Vale la pena analizar si sólo están en la siguiente faceta en la ya que no todo es súper emocionante, pero se siguen sintiendo cómodos y más calmados, en una etapa en la que no es necesario besarse y darse la mano todo el tiempo. O por otro lado, ya no existen esos momentos nunca y no te sientes motivado para hacerlo, ¿quizá más bien se terminó esa conexión? ¿Van por caminos diferentes y quizá descubrieron que no son el uno para el otro?

Quizá tu prioridad en la vida en este momento no sea ya tu relación, sino más bien enfocar tu esfuerzo en tu crecimiento laboral, pero aún así estás seguro de que sigues amando a tu pareja. Darle prioridad a tu trabajo no significa que no puedas mantener una relación especial y madura. Piensa si deseas seguir con una relación aunque no le dediques tanto tiempo, pero que este tiempo sea de calidad y por supuesto, si tu pareja también tiene actividades de crecimiento personal será ideal, pues de lo contrario será muy fácil que esa persona demande mucho más de lo que puedes y sería justo otorgar.

Lo importante es que te des cuenta que no todo está perdido y que quizás el problema no es tan grave, trata de conversar esta inquietud con tu pareja.

Publicidad