Celayda Castillo,

Panamá fue una parada obligatoria para los primeros pobladores del continente, quienes se desplazaban hacia Suramérica, sin embargo, el clima seco y fresco provocó que muchos de ellos se establecieran en el Istmo.