El tamaño del tenedor puede incidir en que comamos más o menos. Foto: Dreamstime

Raquel Bellini

El secreto para bajar de peso puede estar en el tamaño de sus cubiertos. Sí. Tal cual como lo están leyendo, el tamaño de su tenedor, cuchillo y cuchara puede ser el principal motivo por el cual no consigue adelgazar.

La conclusión es de un estudio llevado a cabo por estudiantes de la Universidad de Utah. Ellos descubrieron eso después de realizar un experimento con clientes de un restaurante italiano ubicado en el sudeste de los Estados Unidos. Los científicos pusieron tenedores más grandes que el habitual en la mesa (20% más grandes que los tenedores que usted normalmente encontraría en un restaurante).

Publicidad

Las personas que cenaron con esos cubiertos dejaron más comida en el plato, en comparación con los que comieron con tenedores más pequeños.

La explicación, según los investigadores, es que las personas que utilizan tenedores chicos pueden creer que no están logrando mucho progreso en el consumo de la comida y por eso acaban comiendo más. Sin embargo, cuando comemos con tenedores grandes sentimos que cada bocado ha hecho gran diferencia en el plato, lo que contribuye psicológicamente a que pensar que se ha comido demasiado.

¿Estás de acuerdo?

Publicidad