SUIZA Salud -  22 de abril 2014 - 11:00hs

Novartis y GSK se reorganizan para concentrarse en la farmacia

El grupo suizo Novartis ha emprendido una profunda remodelación para concentrarse en la farmacia, los medicamentos sin receta y la oftalmología, tras los acuerdos, anunciados este lunes, con el británico GlaxoSmithKline (GSK) y el estadounidense Lilly.

Novartis anunció cuatro acuerdos: tres con GSK y uno con Lilly, por valor de varios millones de dólares cada uno.

Novartis ha comprado la división de oncología (medicamentos contra el cáncer) a GSK por 14.500 millones de dólares --a los que se podrían sumar otros 1.500 millones-- y a su vez le ha vendido su actividad de vacunas (con excepción de las vacunas contra la gripe) por 7.100 millones de dólares.

Para GSK, que reivindica el liderazgo mundial de las vacunas, esta transacción reforzará su predominio en el sector al hacerse con el número cinco mundial.

Asimismo, Novartis y GSK han decidido crear una empresa conjunta para los medicamentos sin receta.

La multinacional farmacéutica suiza venderá a la estadounidense Eli Lilly las actividades de salud animal por 5.400 millones de dólares.

Para los analistas del banco Vontobel, esta reestructuración es una "simplificación esperada desde hace tiempo".

En el Banco Notenstein piensan que Novartis ha logrado encontrar una solución para casi todos "sus hijos problemáticos".

"Estas transacciones representan un momento importante para Novartis, que se concentra así en los sectores punteros, con gran potencial de innovación y a escala global", declaró Joe Jiménez, director general ejecutivo de Novartis.

Con el acuerdo de empresa conjunta con GSK, Novartis ha creado "un actor global en el sector de la salud sin receta", aseguró Jiménez.

Se calcula que la coempresa tendrá un peso de 10.900 millones de dólares. GSK tendrá el 63,5% y Novartis tendrá el 36,5% del capital y cuatro de los 11 asientos del consejo de administración.

Los productos sin receta son los que los pacientes pueden comprar directamente en la farmacia sin tener que pasar por el médico.

En este sector, GSK - propietario de marcas célebres como el dentífrico Aquafresh o los productos contra el tabaco Nicorette - se va a hacer con el control de marcas de Novartis como el Voltaren, contra los dolores musculares, el medicamento para el dolor de cabeza Excedrin o el de los catarros y estados gripales Theraflu.

Glaxo por su parte, ha vendido a Novartis por 14.500 millones de dólares sus actividades oncológicas, que podría pagarle otros 1.500 millones más, en función de los resultados futuros, sobre todo en materia de investigación y desarrollo.

"Las oportunidades de aumentar nuestro tamaño y de reagrupar activos de gran calidad y en las vacunas y la salud son raras. Gracias a esta transacción, vamos a reforzar sustancialmente dos de nuestras divisiones clave y crear nuevas opciones significativas para aumentar el valor para nuestros accionistas", declaró el director general de GSK, Andrew Witty.

Se espera que las tres operaciones con GSK estén concluidas a finales del primer trimestre de 2015, aunque antes tendrán que recibir la luz verde de los accionistas de ambos grupos y de las autoridades de la competencia.

En lo que respecta a la salud animal, lo que supuso 1.100 millones de dólares de volumen de negocio a Novartis, éste lo ha cedido por 5.400 millones de dólares a Eli Lilly.

Con esta adquisición, la división de salud animal de Eli Lilly, llamada Elanco, se va a convertir en el número 2 mundial del sector.

Se espera que la transacción concluya en el primer semestre de 2015.

En 2013, Novartis registró un volumen de negocio de 57.900 millones de dólares y un beneficio neto de 9.300 millones de dólares.

Glaxo, por su parte, espera, con estas transacciones, aumentar los ingresos en 2.200 millones de dólares a 45.283 millones de dólares y tendrá un impacto del beneficio por acción desde el primer año.

Asimismo le permitirá un ahorro anual de 1.680 millones de dólares aunque supondrá unos gastos de 3.360 millones.

Los inversores han visto con buenos ojos estos acuerdos, pues las acciones de Novartis y GSK subían tanto en Londres como en Zúrich este martes.

En esta nota: