OMS: ébola en el Congo sigue siendo emergencia mundial

AP

La Organización Mundial de la Salud dijo el viernes que el brote de ébola en el Congo todavía debe ser clasificado como emergencia global, aunque el número de casos nuevos confirmados ha disminuido en las últimas semanas.

El organismo de salud de la ONU declaró a la epidemia mortífera una emergencia internacional en julio. El viernes convocó a su comisión de expertos para determinar si la designación sigue siendo válida y decidir si es necesario tomar otras medidas.

Publicidad

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que la situación sigue siendo “compleja y peligrosa” y que las autoridades deben tratar cada caso como si fuera el primero.

“Cada caso puede, en potencia, provocar un brote nuevo y más grande”, dijo en conferencia de prensa.

Si bien hubo apenas 15 casos nuevos confirmados la semana pasada, la OMS observó que la amplia mayoría no fueron en personas identificadas como contactos, un indicio de que las autoridades de salud tienen problemas para rastrear hacia dónde se extiende el brote. La OMS también informó que casi un tercio de la gente muere fuera de los centros de tratamiento, lo que expone a familiares y amistades al contagio.

“Cuando los casos nuevos no se producen en la lista de contactos, significa que uno no tiene el control”, dijo el doctor Armand Sprecher, especialista en ébola de Médicos Sin Fronteras. Sprecher deploró el fracaso de los intentos de ganar la confianza de la población local. “No nos hemos comunicado muy bien durante el año pasado, ¿podremos hacerlo ahora? No lo sé”.

Los intentos de contener el brote se han encontrado con la violencia contra los socorristas, y muchas poblaciones sospechan que las organizaciones internacionales transmiten el ébola en lugar de contenerlo. En el Congo oriental hay numerosos grupos armados, que interrumpen las campañas de vacunación e impiden vigilar a los enfermos.

Hasta la fecha se han confirmado 3.113 casos y más de 2.150 personas han muerto desde que se declaró la epidemia en agosto.

Publicidad