Foto: Dreamstime

Raquel Bellini

Para que una mujer alcance el orgasmo, es necesario dedicar un poco más de tiempo y atención, pues ellas necesitan de más estímulos que los hombres para sentir placer.

Pero, de acuerdo a la ciencia, hay una forma sencilla de acelerar este proceso: concentración.

Publicidad

Según un grupo de investigadores belgas, las mujeres no tienen orgasmo porque durante el acto sexual tienen la mente más pendiente en que si la pareja notará las celulitis, las estrías… qué pensará de mi cuerpo cuando prenda la luz… ¿El resultado? Falta de concentración, vergüenza y complejos. Y cuando todos eses sentimientos se juntan, ellas acaban olvidándose de disfrutar del sexo.

Para llegar a esa conclusión, los científicos entrevistaron 251 francesas, con rango de edad entre 18 y 67 años. 90% de ellas tenían frecuencia sexual de 2 hasta 90 veces por mes.

Entre las voluntarias de la investigación, 176 informaron que llegaban con regularidad al orgasmo durante el sexo. En cuanto a las otras 75 mujeres no tenían la misma suerte.

Todas las entrevistadas respondieron cuestionarios sobre sus pensamientos, sueños, emociones y comportamientos que tenían durante el sexo o masturbación. Y, bien, la diferencia entre ellas es que aquellas que tenían mayor frecuencia de orgasmos tenían la costumbre de pensar más en las fantasías eróticas.

Consejo del día: concentración, amigas. Expresa a tu amor cuáles son tus deseos eróticos más íntimos, atrévete a hacerlos realidad y ponte en el papel sin miedo.

Publicidad