Kit Harington

Showbiz

El actor Kit Harington, conocido por su papel de Jon Nieve en la ya finalizada 'Juego de tronos', regresó por todo lo alto a la vida pública este domingo con su presencia en la ceremonia de entrega de los premios Emmy, una gala en la que su serie se llevó el galardón a mejor drama del año -pese a las críticas que generó el, a juicio de muchos, flojo cierre de la trama- y en la que él se quedó a las puertas de hacerse con la estatuilla al mejor actor protagonista de esa misma categoría.

Sin hacer referencia directa al impacto anímico que, concretamente para él, tuvo el intenso debate que se originó en torno a la calidad narrativa de los seis últimos capítulos de la ficción televisiva -una presión que le llevó incluso a ingresar voluntariamente en un centro de 'bienestar' emocional-, el intérprete británico se limitó a revelar que ni siquiera se había molestado en ver el desenlace a fin de escapar de toda esa "controversia".

Publicidad

"Todavía no he visto el último episodio. Así lidio yo con la controversia. La verdad es que no he visto nada de la última temporada. Pero lo que sí sé es lo que nos costó grabarlo, lo duro que fue para todo el mundo, todo el amor y el esfuerzo que se invirtió en ello. Y sinceramente todos sabíamos a lo que nos ateníamos en lo que al cierre de la historia se refiere", explicó el artista a su paso por la alfombra roja del evento y justo antes de reivindicar el destino que los guionistas eligieron para sus personajes.

"Todos sabíamos que el final era el adecuado para nuestros personajes porque llevábamos diez años viviendo con ellos. Sinceramente, la polémica no nos ha afectado demasiado", aseguró a los periodistas allí congregados.

Cuando comenzó la emisión semanal de la octava y última temporada de 'Juego de tronos', el pasado mes de abril, Kit Harington ya dejó entrever que el final de tamaña aventura no dejaría indiferente a nadie -para bien o para mal- al hacer una encendida defensa de la labor realizada por todo el equipo y desentendiéndose de antemano de cualquier opinión que pudiera verter la crítica especializada.

"No quiero sonar desagradable, pero cualquier cosa que puedan escribir los críticos en media sobre esta temporada, el juicio de valor que puedan hacer sobre ella, me importa más bien poco. En mi cabeza, solo pensaría en mandarles a la mier**. Conozco a la perfección el tiempo y la dedicación que conlleva todo esto, las noches sin dormir que ha supuesto para todo el mundo", manifestaba en su momento.

Publicidad