Según la reconstrucción de la fiscalía italiana en el caso de Valter Lavítola, Silvio Berlusconi habría presionado la empresa italiana Impregilo para que construyera el Hospital Pediátrico de Veraguas, a cambio de la obra del Metro de Panamá.