Durante su intervención en la primera sesión plenaria de la VII Cumbre de las Américas, el presidente de Ecuador Rafael Correa, se refirió a las acciones de Estados Unidos contra Venezuela y Cuba, y al papel actual de la OEA.