La denominada cumbre de la "conciliación" terminó y dejó plasmada su huella en la historia del continente americano. La ciudad de Panamá fue la sede de la VII Cumbre de las Américas, donde por primera vez participaron los 35 países de la región, en los que destacaba Cuba.