La afortunada fue una panameña, así es, la bailarina y presentadora Mary Gaby Sealy, quien al subir al escenario logró darle varios besos a Romeo, causando por supuesto la envidia de muchas.