Jon Kortajarena vuelve a bailar con Madonna

Además de recaudar fondos y sensibilizar a la opinión pública sobre la necesidad de proteger el planeta y revertir los terribles efectos del cambio climático, la gala benéfica que organizó el oscarizado Leonardo DiCaprio en Saint Tropez (Francia) sirvió para que un sinfín de celebridades de toda clase y condición pudieran disfrutar una vez más del poderío que exhibe la cantante Madonna sobre un escenario.

Sin embargo, el invitado que sin duda sacó el mayor partido a la espectacular actuación que ofreció la reina del pop durante tan solidario evento fue el modelo Jon Kortajarena -amigo personal de la diva-, quien no dudó en ejercer de bailarín improvisado para la intérprete durante el número que cerraba la actuación, el que les llevó a ambos a mover las caderas al ritmo de 'La Isla Bonita'.

"¡Menudo momento! Bailo fatal, pero qué narices, me lo he pasado en grande. ¡Muchas gracias, rubia! Te quiero con todo mi corazón", ha escrito el maniquí vasco en su cuenta de Instagram junto a un pequeño vídeo que deja patente la gran complicidad que proyectó la pareja.Otra de las grabaciones que sobre semejante episodio ha compartido el también actor contiene una aparición estelar de la cotizada modelo Doutzen Kroes, la encargada de filmar la actuación con su móvil para que la madre de Jon pudiera sentirse todavía más "orgullosa" de él.

"Tú madre va a estar pero que muy orgullosa de ti, Jon", le dirige la estrella de las pasarelas a la cámara antes de apuntar a una pantalla que refleja a Madonna y a Jon en todo su esplendor.La estrecha relación que mantienen la incombustible intérprete estadounidense y el modelo español más cotizado del momento se remonta al año 2011, cuando coincidieron en la presentación londinense de la cinta 'Un hombre soltero', la ópera prima como director de Tom Ford y el debut interpretativo de Jon, y acabaron haciendo muy buenas migas. Desde entonces, Kortajarena ha aparecido en dos videoclips de Madonna, los referentes a sus canciones 'Girl Gone Wild' (2012) y 'Bitch I'm Madonna' (2015), e incluso subió al escenario del último concierto de la diva en Barcelona -a petición de ella- para marcarse unos movimientos de cadera a su lado.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes