Zelaya critica "inmoralidad sin limites" de EEUU y lamenta salida de Nasralla

El expresidente hondureño Manuel Zelaya criticó hoy "la inmoralidad sin límites" con que actúa Estados Unidos tras reconocer el triunfo de Juan Orlando Hernández, actual presidente del país, y dijo que respeta pero no comparte la decisión de Salvador Nasralla de dejar la Alianza de Oposición.

En una rueda de prensa, Zelaya condenó el reconocimiento de EE.UU. en "favor de la dictadura y el robo descarado a la voluntad del pueblo, aunque no nos sorprende que el Gobierno de Estados Unidos avale el fraude".

"Ya habíamos advertido públicamente a Salvador de la inmoralidad sin límites con que actúa la diplomacia del norte, a quienes poco les ha importado bañar de sangre naciones y continentes, con tal de preservar sus intereses económicos", añadió.

El exgobernante enfatizó que el pueblo hondureño debe "reprogramar sus movilizaciones para mantener una posición de dignidad y grandeza, diferente a la de los tradicionales políticos locales, que solo se mueven como marionetas al son que le tocan sus amos del norte".

El Gobierno de Estados Unidos felicitó este viernes a Hernández por su victoria en las elecciones y urgió "a un esfuerzo continuado para sanar la división política y aplicar las muy necesitadas reformas electorales".

Zelaya también lamentó "la decisión unilateral de nuestro candidato presidencial y presidente electo, Salvador Nasralla, de separarse de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, acción que no compartimos pero que respetamos, al mismo tiempo, agradecemos su invaluable concurso a lo largo de 6 meses de campaña política".

Señaló que la decisión de Nasralla, que denunció "fraude" en las elecciones generales del 26 de noviembre en Honduras, es de "carácter estrictamente personal".

Nasralla anunció este viernes que quedó "fuera de escena" y que la Alianza de Oposición contra la Dictadura, que coordina Zelaya, queda "diluida", tras el reconocimiento del Gobierno de Estados Unidos al triunfo de Hernández, que ganó los comicios con 42,95 % de los votos, superando a Nasralla, que alcanzó 41,42 %.

No obstante, Zelaya aseguró que la Alianza de Oposición "no es un contrato celebrado entre partes privadas, sino un compromiso con el pueblo de Honduras al que no podemos ni debemos renunciar hasta terminar con la injusticia que abate al pueblo hondureño y la oprobiosa dictadura que nos oprime".

Afirmó que los hondureños son "libres" y "no aceptamos la posición entreguista y pusilánime de Juan Orlando Hernández", e hizo un llamamiento "firme a diversificar y perfeccionar" el método de "lucha pacífica".

"Debemos ser más y más organizados, la dictadura ya la vencimos en las urnas y debe irse pronto y esa es nuestra misión más importante", dijo el expresidente derrocado en 2009 cuando intentó establecer una Asamblea Nacional Constituyente para, entre otras reformas, incluir la reelección en la Constitución de la República.

El Partido Liberal de Honduras solicitó este viernes la nulidad de las elecciones generales, para lo que Nasralla tiene plazo hasta la medianoche del próximo martes.

Simpatizantes de la Alianza de Oposición han protagonizado desde el 29 de noviembre una serie de protestas, algunas con vandalismo, contra el supuesto fraude fraguado en el Tribunal Supremo Electoral (TSE) contra Nasralla, y este viernes continuaron, aunque con menor participación.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes