Dos diputados dominicanos piden juicio político a Medina por nexos con Odebrecht

Dos diputados dominicanos solicitaron el miércoles al hemiciclo iniciar un juicio político al presidente, Danilo Medina, por supuesta financiación ilegal de campañas electorales y obstrucción de la Justicia por su relación con el publicista brasileño Joao Santana y la constructora Odebrecht.

Los legisladores izquierdistas Fidelio Despradel y Fidel Santana también acusan a Medina de supuestamente violar la ley de Presupuesto y la Constitución de la República.

De acuerdo a los diputados, su propuesta aporta datos sobre cómo Odebrecht presuntamente transfirió fondos desde otros países a las empresas utilizadas por Santana para prestar servicios de comunicación y mercadeo al entonces candidato presidencial Medina y a su posterior Gobierno, "violando abiertamente" la ley electoral dominicana.

También, que el jefe de Estado suplantó las funciones del Congreso, violó el Presupuesto Nacional de 2012, así como la Constitución, al permitir que el Ministerio de Obras Públicas, a través del Ministerio de Hacienda, canalizara varios préstamos con el Banco de Reservas para avanzar pagos a Odebrecht por más de 127 millones de dólares.

Aseguraron, en un documento, que ese monto generó "intereses ilegales" por 4,8 millones de dólares en menos de un año.

En la propuesta de resolución se reseñan las declaraciones de Hilberto Mascarenhas Alves da Silva Filho, jefe del Departamento de Operaciones Estructuradas de Odebrecht, quien, afirman, reconoció ante el Tribunal Superior Electoral de Brasil la transferencia de fondos de la constructora a la campaña de Medina y del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Asimismo, que presuntamente Odebrecht transfería desde Perú y otras latitudes fondos multimillonarios a las empresas Cine & Arts y Polis del Caribe, a través de las cuales Santana y su esposa Mónica Moura realizaban las campañas del PLD en República Dominicana y posteriormente recibían contratos de servicios multimillonarios para promocionar la gestión de Medina desde el mismo Palacio Nacional.

Despradel y Santana exigen de Medina responder las declaraciones de su exministro de Industria y Comercio Temístocles Montás, quien públicamente reconoció que recibió dinero del empresario dominicano Ángel Rondón para financiar las campañas presidenciales del PLD en 2008 y en 2012.

Rondón es señalado por el Ministerio Público dominicano como el distribuidor de los 92 millones de dólares en sobornos que Odebrecht admitió pagó en el país entre 2001 y 2014 para adjudicarse la construcción de millonarias infraestructuras públicas.

También condenaron el hecho de la Cámara de Diputados haya rechazado reiteradamente la conformación de una comisión que investigue la denuncia de diputados del Partido Revolucionario Moderno (PRM, principal opositor), de que el Gobierno pagó más de 1.400 millones de pesos (unos 68 millones de dólares) a Santana y Moura por servicios de publicidad.

El Gobierno refutó a los legisladores opositores diciendo que los pagos a los esposos brasileños fueron por el orden de los 430 millones de pesos (unos 8,7 millones de dólares).

El PRM afirma que los pagos a Santana y a su esposa continuaron realizándose a pesar de que desde febrero de 2016 ambos abandonaron la campaña por la reelección de Medina para viajar a Brasil donde fueron condenados a prisión domiciliaria por lavados de activos, por su participación en el entramado de corrupción de la estatal Petrobras.

El juicio político que solicitan los diputados Despradel y Santana podría no prosperar en el hemiciclo donde el oficialismo es mayoría, al igual que en el Senado.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes