¿Pueden los perros sufrir hipertiroidismo?

La respuesta es Sí. Por más raro que parezca que un canino pueda sufrir de enfermedades tan complejas como el hipertiroidismo, es real y sucede más de lo que tú crees.

Por eso, si te da curiosidad saber si tu adorada mascota padece de desórdenes en la glándula tiroidea entonces sigue leyendo.

- Adelgazamiento a pesar de que el perro come más.

- Aumento del apetito (polifagia) y del consumo de agua (polidipsia), con el consiguiente incremento de la micción (poliuria).

- Nerviosismo.

- En algunos casos puede llegar a palparse y/o observarse un bulto en el cuello, de mayor o menor tamaño. Este incremento de volumen de la tiroides puede comprimir la tráquea y provocar síntomas como tos o disnea.

- Problemas en el ritmo cardíaco, como taquicardia.

- Diarrea crónica y vómitos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes