NBA Baloncesto -  20 de abril 2012 - 08:54hs

Heat impide que Bulls asegure cima del Este; Suns siguen vivos

MIAMI (AP). De volverse a ver las caras esta temporada Miami y Chicago, lo harían hasta el primer juego de la final de la Conferencia Este.

Eso es bueno. Los ánimos necesitan tiempo para enfriarse. Y después de un partido repleto de empujones y caídas, la puja por la primera plaza en el Este continúa en disputa.

LeBron James anotó 27 puntos y capturó 11 rebotes, Dwyane Wade agregó 18 puntos y Miami derrotó 83-72 a los Bulls el jueves por la noche, una victoria arduamente disputada que dejó al Heat a un partido y medio de Chicago en las posiciones de la conferencia.

"De esto trata la postemporada", dijo James. "Dos equipos que luchan por anotar ofensivamente, y defensivamente dos equipos muy buenos. Es un juego de posesión. Es lo que pasa en la postemporada. El juego se vuelve más lento. No hay muchos puntos en rompimiento rápido. Hay que esforzarse para cada lanzamiento, para cada punto".

Mario Chalmers anotó 16 puntos y Udonis Haslem consiguió 10 rebotes para Miami, que limitó a los Bulls a su puntaje más bajo de la temporada. Los Bulls iban 23-0 cuando limitaban a sus oponentes a 86 puntos o menos.

John Lucas anotó 16 puntos para Chicago, que nuevamente no pudo contar con Derrick Rose, el actual jugador más valioso, que está lesionado. Joakim Noah tuvo 15 puntos y 10 rebotes, Luol Deng agregó 11 puntos y Carlos Boozer 10 para los Bulls, que repartieron honores en cuatro partidos con Miami esta temporada y podrían haberse asegurado la punta en el Este de haber ganado.

"Realmente lo queríamos (ganar), pero ellos lo querían más", dijo Noah. "Eso no puede ser".

Los dos equipos sumaron cuatro faltas técnicas individuales, dos faltas intencionales y el suplente de Miami James Jones fue expulsado.

Pero sobre todo, Miami decidió el partido con su defensiva. Los Bulls se fueron arriba 21-20 con una bandeja de Deng con 3:36 minutos por jugarse en el primer período, lo que puso a Chicago 10 de 14 en tiros de campo en ese momento. El resto del partido, los Bulls encestaron 15 de 56, es decir 27%.

Chicago (47-16) aún se enfrentará a Dallas, Indiana y Cleveland, mientras que Miami (45-17) jugará frente a Houston, Boston y dos veces contra Washington.

En tanto, los Clippers que le han ganado a casi todos los equipos, llegaron a Phoenix, donde no han ganado en cinco años.

Pero la sequía no terminó el jueves cuando los Suns salieron con una áspera e intensa victoria para mantener vivas sus esperanzas de playoffs y dejar sombrías perspectivas para que los Clippers consigan el título de la División del Pacífico.

Steve Nash encestó el jueves una bandeja crucial y luego anotó dos tiros libres para decidir el encuentro y que los Suns de Phoenix superaran 93-90 a los Clippers de Los Angeles.

Hubo 24 cambios de delantera en lo que se convirtió en la 10ma victoria consecutiva de los Suns sobre los Clippers en Phoenix.

"No fue nuestro tipo de partido, en verdad, y no fue un partido limpio por parte de ninguno de los dos equipos", dijo Nash. "Encontramos la forma de mantenernos cuando pudimos habernos caído en varios momentos. Pero aguantamos y encontramos la manera sacar el partido _buena victoria".

Chris Paul anotó 17 de sus 19 puntos en la segunda mitad en apenas la tercera derrota de los Clippers en 16 partidos. Blake Griffin anotó 16 puntos, pero sólo dos después del primer período.

En otros resultados del día: Indiana superó 118-109 a Milwaukee; Minnestoa 91-80 a Detroit; y Nueva Orleáns 105-99 a Houston.

En esta nota: