ESPAÑA Cine -  29 de agosto 2019 - 14:17hs

Pedro Almodóvar ya tiene su soñado León de Oro

El director Pedro Almodóvar ha recibido finalmente ese León de Oro que no había dejado de escapársele a lo largo de sus 36 años de intensa relación con el Festival de Venecia, un certamen que le catapultó al estrellato a nivel internacional en 1983, cuando acudió por primera vez para presentar su filme 'Entre tinieblas', y del que se fue de vacío -y profundamente decepcionado- en 1988 pese a que 'Mujeres al borde de un ataque de nervios' partía claramente como favorita para llevarse el máximo galardón.

Aunque el premio que exhibía hoy orgulloso y ante un público entregado suponía un reconocimiento generalizado a su dilatada e ilustre trayectoria cinematográfica, lo cierto es que el realizador no ha dudado en interpretar el homenaje como un acto de "justicia poética" con el que compensar el disgusto sufrido hace ya 31 años, así como algún que otro menosprecio recibido en la edición de su debut.

"Creo que si vives suficiente el tiempo acaba por darte la razón. Siento que este León de Oro a toda la carrera es ese premio que no recibí, pero con 31 años de retraso", confesó el oscarizado cineasta en la rueda de prensa previa a la entrega de la estatuilla. "Recuerdo que el director del festival no quería que estuviera mi película. A Gian Luigo Rondi, demócrata cristiano, le pareció obscena, pero fue tal el escándalo que se montó en la prensa que no tuvo más remedio que ceder", desveló acto seguido sobre la debatida presencia de 'Entre Tinieblas' en la Mostra de 1983.

Al margen de los ligeros reproches que ha lanzado a aquellos detractores a los que tuvo que enfrentarse en sus primeros años venecianos, lo cierto es que el incombustible director, quien se ha visto acompañado en el acto por un sonriente y emocionado Agustín Almodóvar -su hermano y productor de confianza-, se ha mostrado ante todo agradecido al festival por la oportunidad que le ha dado siempre de proyectar al exterior su particular y vanguardista retrato de su país natal.

"Sobre todo me sentía muy orgulloso de representar a una España ultramoderna. Veías a Loles León o a Rossy de Palma o cualquier miembro del reparto de 'Mujeres'...Era una imagen de una España de la que me sentía orgulloso, una España ultramoderna", se sinceró con los periodistas congregados para, a continuación, expresar cierto optimismo ante el momento actual que vive España en el plano artístico.

"Sigue habiendo una España moderna y contemporánea. Claro que existe. Es tan moderna que tiene lo que cualquier otro país europeo, tiene de todo, hasta un partido de ultraderecha. Y esto es lo que es. Aunque no sé si eso es moderno...", ha declarado algo dubitativo.

En esta nota: