EEUU Cine -  9 de julio 2020 - 09:53hs

Thandie Newton habla de su mala experiencia trabajando Tom Cruise

La actriz sentía terror hacia su compañero de rodaje en 'Misión: Imposible' por su carácter dominante y, a cambio, ella le sacó tanto de quicio rodando una "escena desastrosa" que le salió una espinilla

El consenso general acerca de Tom Cruise en la meca del cine, al menos de cara al público, es que es un trabajador incansable, muy generoso con su equipo y que se esfuerza a fondo por mantener la moral alta durante las largas jornadas de rodaje.

Sin embargo, Thandie Newton se ha salido de ese guion en una nueva entrevista a la revista Vulture para sincerarse acerca de su experiencia protagonizando con la estrella de Hollywood la segunda entrega de 'Misión: Imposible' en el año 2000.

La actriz de 'Westworld' ha centrado su relato en la grabación de una escena nocturna en España durante la que ella no conseguía repetir el diálogo de su personaje, que personalmente pensaba que dejaba mucho que desear, de la forma en que esperaba su famoso compañero de reparto.

Ninguna de las ideas de Cruise, que se empeñó en que intercambiaran los papeles para que Thandie pudiera fijarse en cómo él decía sus líneas, funcionó de la forma que esperaba y solo consiguió que ella se sintiera acorralada y aterrada.

"Que Dios le bendiga, y lo digo en serio, de verdad, porque se estaba esforzando a fondo", ha admitido la intérprete, que había conseguido un papel tan codiciado gracias a la intervención de Nicole Kidman, quien por aquel entonces aún seguía casada con el protagonista de la franquicia de acción.

Sin embargo, lo que más le impresionó de aquella experiencia, por la forma en que resumiría a la perfección la personalidad del actor, fue comprobar cómo su frustración se manifestaba en forma de una espinilla que le salió en cuestión de horas mientras los dos trataban de conseguir al menos una toma buena.

"Recuerdo que al principio de la noche me fijé en que tenía una marca roja casi imperceptible en la nariz y, para cuando acabamos, se había convertido en una espinilla enorme. No estoy de broma, así de rápido funciona su metabolismo. En cualquier otra persona habría tardado al menos 48 horas en manifestarse", ha recordado.

"Que Dios le bendiga, y lo digo en serio, de verdad, porque se estaba esforzando a fondo", ha admitido la intérprete, que había conseguido un papel tan codiciado gracias a la intervención de Nicole Kidman, quien por aquel entonces aún seguía casada con el protagonista de la franquicia de acción.

Ninguna de las ideas de Cruise, que se empeñó en que intercambiaran los papeles para que Thandie pudiera fijarse en cómo él decía sus líneas, funcionó y solo consiguió que ella se sintiera acorralada y aterrada.

Sin embargo, lo que más le impresionó de aquella experiencia, por la forma en que resumiría la personalidad del actor, fue comprobar cómo su frustración se manifestaba en forma de una espinilla que le salió en cuestión de horas mientras trataban de conseguir al menos una toma buena.

"Recuerdo que al principio de la noche me fijé en que tenía una marca roja casi imperceptible en la nariz, y hacia el final de la noche se había convertido en una espinilla enorme. No estoy de broma, así de rápido funciona su metabolismo. En cualquier otra persona habría tardado al menos 48 horas en manifestarse", ha recordado.

Eventualmente, Thandie recibió una llamada de Tom Cruise, pero no para ofrecerle la disculpa que ella esperaba por su comportamiento avasallante, sino para informarle de que rodarían de nuevo la secuencia.

"Le tenía mucho miedo a Tom. Era un individuo muy dominante", ha resumido ella. "Se esfuerza muchísimo para ser una buena persona. Tiene un gran peso sobre sus hombros y creo que tiene la impresión de que él es el único que puede hacerlo todo lo mejor posible".

No todo fueron momentos de tensión entre ellos en el set de 'Misión: Imposible'. Tom Cruise también encontró la ocasión de hablar con Thandie con más calma para compartir información acerca de la iglesia de la Cienciología de la que forma parte.

"La verdad es que me daba curiosidad porque, a ver, si ha conseguido atraer a tanta gente, y estamos hablando de personas muy poderosas, tiene que haber algo que mantenga todo ese tinglado en pie... Yo no lo encontré", ha desvelado sobre su opinión de esa pseudoreligión.

En esta nota: