EMBARAZO Creciendo con Mamá -  21 de enero 2019 - 09:00hs

Lo que debemos saber sobre la anemia durante el embarazo

Como muchas de mis lectoras saben, por mi problema de Síndrome de Ovarios Poliquísticos no podía salir embarazada pero al pasar un poco más de cinco años lo logré, gracias a Dios; desde el primer momento en que supe que una personita crecía en mi vientre, comencé a cuidarme y siempre cumplí con el consumo de ácido fólico (el cual consumía antes del embarazo) y las vitaminas que me mandó el doctor.

Les hablo sobre esto como preámbulo del tema de hoy, la anemia durante el embarazo. Estar embarazada implica muchas cosas y si bien hay mujeres que no tienen ningún malestar durante este periodo, hay otras que sí, la anemia es una de las complicaciones más frecuentes pero que si se trata a tiempo, no habrá riesgo para la madre ni para el bebé.

Según explica el ginecólogo-obstetra panameño, Juan Carlos Vega, un aproximado de 15% de las pacientes en periodo de gestación, presenta un cuadro de anemia; el principal tratamiento es el consumo de hierro, ya que esto evitaría que el bebé tenga bajo peso al nacer o se presente un parto prematuro.

"Debemos tratar de administrarle a la paciente al menos 60mg de hierro elemental, que sea hierro polimaltosado para la paciente embarazada; y en otras ocasiones también podemos ponerle inyecciones de hierro intramuscular para el manejo de la anemia, pero básicamente la anemia más común es la anemia por deficiencia de hierro, entonces el tratamiento es con hierro y ácido fólico, le tratamos de dar combinaciones que tengan al menos 60mg de hierro y 400 microgramos de ácido fólico", indicó el especialista.

La anemia puede provocar cansancio y fatiga, así como palidez y taquicardia; ya que al haber menos glóbulos rojos que puedan transportar oxígeno por la sangre, el corazón debe trabajar más aumentando la frecuencia cardíaca.

También es posible que la embarazada no tenga ningún síntoma, especialmente si se trata de una anemia leve. Para tener un diagnóstico preciso, el ginecólogo hace un análisis de sangre en la primera consulta prenatal que le permite detectar una posible anemia.

Lo importante de esta condición es que la embarazada sea tratada a tiempo y así mejorará y aportará el hierro necesario al bebé para que nazca sano y fuerte. Si has tenido esta experiencia y quieres compartirla, escríbeme a creciendoconmamapanama@gmail.com y publicaré tu testimonio en esta nota. ¡Que Dios me las bendiga!

En esta nota: