Argentina Economía -  10 de abril 2013 - 13:23hs

Argentina congela precios de combustibles casi hasta elecciones

BUENOS AIRES ( AFP ) El gobierno argentino decidió congelar los precios de los combustibles por seis meses hasta octubre próximo, cuando se celebran unas cruciales elecciones legislativas, una medida similar a la adoptada con productos básicos con la meta de contener la elevada inflación, informó el Boletín Oficial.

"El precio tope de comercialización de los hidrocarburos líquidos a aplicar por todos los expendedores, a partir de la entrada en vigencia de esta resolución (este miércoles), será el que resulte igual al más elevado del día 9 de abril del corriente año", dice la resolución publicada en el Boletín Oficial.

"Se torna imprescindible dictar una política tendiente a determinar el precio de los combustibles líquidos, evitando de esta manera que se produzcan desajustes en los montos que deban abonar los consumidores", argumentó el Ejecutivo en su resolución.

El congelamiento de los valores de los combustibles rige hasta el 10 de octubre, 17 días antes de las elecciones legislativas que renovarán la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado, que controla el gobernante peronismo.

Desde el 1 de febrero y hasta el 31 de mayo rige en Argentina un congelamiento de precios de productos de consumo masivo.

En febrero pasado, en el primer mes de vigencia de la medida, el cuestionado índice de inflación oficial fue de 0,5%, mientras que para las consultoras privadas llegó a 1,23%.

Según cifras oficiales, el costo de vida en Argentina aumentó 10,8% en 2012, aunque las estimaciones de las consultoras privadas ubican el índice en 25,6%.

La inflación es una de las mayores preocupaciones de los argentinos, según varios sondeos.

Esta medida se anunció después de que la petrolera estatal YPF se viera obligada a aumentar en 6% las importaciones de naftas tras el incendio parcial de una de sus mayores destilerías, ubicada en la ciudad de Ensenada, próxima a La Plata.

En el primer trimestre de este año, Argentina importó combustibles por 1.278 millones de dólares, lo que representa un aumento de 52% respecto a igual período de 2012, según datos oficiales.

En años anteriores el gobierno de Cristina Kirchner destinó unos 12.000 millones de dólares para la compra de combustibles en el exterior.