REINO UNIDO Economía -  21 de octubre 2015 - 19:26hs

La inversión china relanza la energía nuclear en el Reino Unido

El presidente de China, Xi Jinping, anunció hoy en Londres que Pekín invertirá 6.000 millones de libras (8.160 millones de euros) en la construcción de la primera planta nuclear en el Reino Unido en dos décadas, un proyecto conjunto con la francesa EDF que estará concluido en 2025.

El mandatario chino y el primer ministro británico, David Cameron, sellaron el acuerdo en una reunión en Downing Street durante el segundo día de la visita de Estado de Xi al Reino Unido, en la que van a cerrarse contratos comerciales por valor de unos 30.000 millones de libras (40.800 millones de euros).

Cameron calificó de "histórico" un acuerdo que da luz verde al plan de su Gobierno para dar un nuevo impulso a la energía nuclear, una propósito que puso por primera vez sobre la mesa el ex primer ministro laborista Tony Blair en 2005.

La compañía estatal china CGN poseerá el 33,5 % de la participación en Hinkley Point C, el reactor nuclear que se ubicará en el condado de Somerset (suroeste de Inglaterra) y que generará el 7 % de la electricidad del Reino Unido.

CGN y EDF han llegado además a un acuerdo inicial para otros dos proyectos en las islas británicas, la central de Sizewell, en Suffolk (este de Inglaterra), en la que la firma china aportará el 20 % del capital, y la de Bradwell, al este de Londres, que se convertiría en el primer reactor nuclear diseñado por China en Occidente.

"Esta visita marca el inicio de una nueva era, que algunos han llamado una era dorada, en las relaciones entre el Reino Unido y China", afirmó Cameron en una rueda de prensa conjunta en la que Xi sugirió que el pacto nuclear alcanzado hoy es el primer paso para "más cooperación práctica de este tipo" en el futuro.

El sindicato GMB afirmó por su parte que el Reino Unido necesita la energía nuclear para crear empleo y rebajar las emisiones contaminantes, si bien aseguró que continuará "haciendo campaña en contra de dar luz verde al uso de tecnología china en la planta de Bradwell".

"La tecnología nuclear china no está probada y ningún Gobierno debería ni siquiera considerar utilizarla en una nueva planta situada a 96 kilómetros de Londres", dijo un portavoz de GMB.

En la segunda jornada de la visita de Xi se anunciaron diversos acuerdos entre compañías de ambos países, entre ellos el que llevará a la británica Merlin Entertainments a construir diversos parques temáticos en el gigante asiático en colaboración con la firma China Media Capital (CMC).

Ambas prevén abrir en Shanghái en los próximos 18 meses un parque Legoland, así como una franquicia del museo de cera londinense Madame Tussauds y un acuario Sea Life en Chongqing.

La firma de automóviles Aston Martin anunció por su parte un acuerdo por 50 millones de libras (68 millones de euros) con China Equity para desarrollar su coche de bajas emisiones RapidE, mientras que la Universidad británica de York cerró un pacto de 200 millones de libras (272 millones de euros) con China Culture Investment Group (CCIG) para desarrollar cursos y talleres audiovisuales.

Además, la fundación del príncipe Guillermo para proteger a animales en peligro de extinción, United for Wildlife, avanzó que la china Sanpower dará apoyo financiero a su causa.

A nivel político, Cameron y Xi acordaron facilitar visados más baratos a los turistas chinos que quieran visitar el Reino Unido, un programa que permitirá a los ciudadanos del país asiático obtener un visado de dos años por 85 libras (110 euros), frente a las 324 libras (421 euros) actuales.

Tras la reunión en Downing Street, el primer ministro británico sostuvo ante los periodistas que las conversaciones sobre el estado de los derechos humanos en China y los acuerdos comerciales entre ambos países no son excluyentes.

"Estoy convencido de que podemos y debemos hablar sobre todos esos asuntos. Una relación comercial sólida también necesita un diálogo franco sobre otros temas", afirmó el jefe del Gobierno británico.

A ese respecto, Xi indicó que China otorga "una gran importancia a la protección de los derechos humanos" y aseguró que su país ha "desarrollado los derechos humanos a través de un camino adaptado a las condiciones del país".

"Al mirar al resto del mundo, siempre hay espacio para mejorar. Todos los países necesitan continuar fortaleciendo los derechos humanos y protegerlos continuamente. China está preparada para cooperar con el Reino Unido y otros países en el área de los derechos humanos", afirmó.