BMW divulgó la información engañosa mientras recaudaba alrededor de 18.000 millones de dólares en varias ofertas de bonos corporativos, dijo la agencia reguladora

AP

BMW pagará una multa de 18 millones de dólares para resolver las acusaciones de que infló sus cifras de ventas mensuales en Estados Unidos durante cinco años seguidos.

La Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC por sus siglas en inglés) dijo el jueves que el fabricante alemán de automóviles de lujo mantuvo una reserva de ventas no declaradas que utilizó para cumplir con sus objetivos mensuales de 2015 a 2019.

Publicidad

BMW divulgó la información engañosa mientras recaudaba alrededor de 18.000 millones de dólares en varias ofertas de bonos corporativos, dijo la agencia reguladora.

“Las compañías que acceden a los mercados estadounidenses para aumentar su capital tienen la obligación de proporcionar información fidedigna a los inversores”, dijo en un comunicado Stephanie Avakian, la directora de la división de vigilancia de la SEC.

Las acciones ayudaron a que BMW mantuviera una posición líder en ventas minoristas entre otros fabricantes de automóviles de lujo, señaló la agencia.

BMW de Norteamérica también ajustó de manera indebida su calendario de informes de ventas en 2015 y en 2017 para cumplir con los objetivos internos o para acumular ventas excedentes para su uso en meses futuros, de acuerdo con la SEC. La reserva de ventas no declaradas se conoce internamente como “el banco”, agregó la agencia. BMW también pagó a las concesionarias para que designaran vehículos como de demostración o de préstamo para que pudieran contabilizarse como ventas, dijo la SEC.

La SEC dijo que BMW cooperó con su investigación, incluso cuando la pandemia de coronavirus la obligó a cerrar sus oficinas y hacer que sus empleados trabajaran desde casa. La cooperación fue tomada en cuenta cuando se impuso la pena, destacó la agencia.

BMW AG, BMW de Norteamérica y BMW US Capital no admitieron o negaron los hallazgos de la agencia. Las tres entidades acordaron pagar la multa y dejar de quebrantar las leyes de valores.

En un comunicado, BMW dijo que gran parte de la conducta señalada ocurrió hace más de tres años y que fue por negligencia. “No hay alguna acusación o conclusión en la orden de que alguna entidad de BMW haya incurrido en una infracción intencional", dijo la compañía. “El Grupo BMW concede gran importancia a la exactitud de sus cifras de ventas y continuará centrándose en informes de ventas completos y congruentes”.

BMW es la segunda automotriz que enfrenta sanciones por inflar sus cifras de ventas en los últimos años.

El año pasado, Fiat Chrysler acordó pagar 40 millones de dólares para zanjar una denuncia de la SEC que alegaba que la compañía engañó a los inversionistas al exagerar sus cifras mensuales a lo largo de cinco años. La compañía infló sus cifras de ventas pagando a los concesionarios para que reportaran números falsos de 2012 a 2016, afirmó la SEC en una denuncia.

Publicidad