La "lista negra" de la UE recoge a las jurisdicciones que incumplen los criterios comunitarios en materia de buena administración fiscal

EFE

La Unión Europea (UE) sacó este martes a las Islas Caimán y Omán de su "lista negra" de paraísos fiscales, tras comprobar que han acometido los cambios que les exigió para subsanar las deficiencias en materia de cooperación fiscal con los Veintisiete.

Por el contrario, Anguila y Barbados vuelven a esta lista después de que el Foro Global de Transparencia e Intercambio de Información para Propósitos Fiscales de la OCDE haya considerado, respectivamente, que no cumplen o cumplen solo parcialmente con los estándares internacionales de transparencia e intercambio de información.

Publicidad

LISTA DE LA UE DE PAÍSES Y TERRITORIOS NO COOPERADORES

Esto implica que no respetan tampoco las exigencias comunitarias, con lo que reingresan en un repertorio que se queda ahora en doce países: Samoa Americana, Anguila, Barbados, Fiji, Guam, Palau, Panamá, Samoa, Seychelles, Trinidad y Tobago, las Islas Vírgenes de EEUU y Vanuatu.

Los cambios fueron aprobados por el Consejo de ministros de Economía y Finanzas de la UE, que explicó en un comunicado que las Islas Caimán salen de la lista tras haber adoptado la nueva reforma de su marco sobre Fondos de Inversión Colectivos en septiembre de 2020, como le había solicitado la UE.

Omán, por su parte, ha ratificado la Convención sobre Asistencia Administrativa Mutua en Asuntos Fiscales de la OCDE, adoptado legislación para el intercambio automático de información y dado los pasos necesarios para activar este tipo de intercambios con todos los Estados comunitarios.

La "lista negra" de la UE recoge a las jurisdicciones que incumplen los criterios comunitarios en materia de buena administración fiscal, transparencia, tributación justa o implementación de los estándares internacionales contra la erosión de la base fiscal y el traslado de beneficios y no se han comprometido a hacer cambios para solventar el problema.

Aquellos territorios que incumplen, pero se han comprometido a acometer reformas en un plazo concreto figuran en la llamada lista gris, en la que ahora se encuentran Turquía, Marruecos, Australia, Botsuana, Eswatini, Jordania, Maldivas, Namibia, Tailandia y Santa Lucía.

Debido a la COVID-19 la UE ha ampliado varios de los plazos fijados para que lleven a cabo los cambios previstos.

Por su parte, Mongolia y Bosnia Herzegovina, han abandonado hoy la lista gris tras cumplir con la ratificación de la Convención sobre Asistencia Administrativa Mutua en Asuntos Fiscales de la OCDE.

Los países que figuran en la lista negra no se exponen a sanciones económicas, más allá de la prohibición de que los fondos del presupuesto comunitario transiten por su territorio, pero los países de la UE defienden su efectividad como método para ejercer presión y llevar a estos terceros países a colaborar, enfoque del que dudan tanto las ong como la Eurocámara.

"Mientras que saludamos que se haya añadido a Barbados, sacar a las Islas Caimán, uno de los paraísos fiscales más notables del mundo, es una prueba más de que el proceso no funciona", dijo en un comunicado Chiara Putaturo, asesora de política tributaria de Oxfam.

"Las Islas Caimán lideran la carrera a la baja ofreciendo un impuesto cero que facilita a las empresas y los superricos eludir su responsabilidad de pagar su parte justa. Claramente los criterios para incluir en la lista negra de paraísos fiscales no funcionan", dijo el eurodiputado socialista Pedro Marques, portavoz de su grupo en la nueva Comisión de Fiscalidad del Parlamento Europeo.

Esta comisión parlamentaria propondrá revisar estos criterios, añadió.

Publicidad