En Europa, la mayor parte de los países vieron disminuir el ingreso disponible de las familia

EFE

España fue, tras Suecia, el segundo país de la OCDE, de los 17 para los que hay datos, en el que más se hundió el ingreso disponible de las familias durante el segundo trimestre del año, en el peor periodo hasta ahora de la crisis del coronavirus.

El descenso fue del 8,8 % en Suecia, del 7,5 % en España y del 7,2 % en Italia, indicó este jueves la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que publicó la estadística sobre el ingreso disponible de los hogares en la que no se contabilizan los impuestos o cotizaciones sociales pero sí se incluyen las prestaciones sociales.

Publicidad

Esas evoluciones negativas contrastan con la tendencia general en el conjunto de la OCDE, ya que entre abril y junio subió un 5,3 % gracias a las medidas de apoyo de los gobiernos. Y eso pese a que en ese trimestre el producto interior bruto (PIB) por habitante sufrió un bajón del 10,6 %.

El ingreso disponible subió muy particularmente en Canadá (11 %) y en Estados Unidos (10,1 %), gracias a las generosas transferencias monetarias decididas por las autoridades en respuesta al parón de una parte de la actividad económica, que provocó retrocesos del PIB por habitante del 11,7 % y del 9,1 %, respectivamente.

En Europa, la mayor parte de los países vieron disminuir el ingreso disponible de las familias, aunque a un ritmo menos acusado que el del PIB por habitante.

En Alemania la rebaja fue del 1,2 % (-9,8 % para el PIB per cápita), en Francia del 2,3 % (-13,8 % para el PIB), en el Reino Unido del 3,4 % (-19,9 %).

En el Viejo Continente, se observaron algunos avances del ingreso disponible, por ejemplo en Irlanda (3,6 %) o en Finlandia (1,1 %).

En el primer trimestre, España ya había sido el país de la OCDE que había sufrido el mayor descenso (del 5,6 %).

Publicidad