Dos hombres pasean en San Sebastián, donde el viento de componente sur ha sido protagonista con rachas máximas de hasta 130 kilómetros por hora

AFP

Cerca de 790 hectáreas de vegetación quedaron destruidas por incendios de media y baja montaña en el País vasco francés, cerca de la frontera con España, según informó este domingo la prefectura.

Unos 70 bomberos seguían desplazados este domingo en la zona, donde el incendio no ha causado víctimas.

Publicidad

Varios focos de fuego, atizados por fuertes vientos de hasta 100 km/h en zonas de altura, llegaron a movilizar el sábado por la tarde hasta a 170 bomberos.

Los dos principales focos se ubicaron cerca de la frontera española. Uno de ellos estaba bajo control este domingo en el sector de Urrugne-Biriatiou, y otro en la zona de Ascain-La Rhune había sido circunscrito. Pero otras zonas, en altura, de difícil acceso, seguían ardiendo, según la misma fuente.

Unos 70 excursionistas fueron evacuados el sábado, como medida de precaución. No se registraron heridos.

La gendarmería ha abierto una investigación para determinar el origen de los incendios. Uno de los dos focos pudo proceder probablemente de la vecina región española de Navarra.

Publicidad