La Haya Espectáculo -  4 de noviembre 2021 - 12:19hs

Rusia retira el visado y expulsa a un periodista neerlandés

El periodista detalló que ingresó en una provincia del norte del país sin pedir permiso al gobernador, pero que pagó por ello una multa en enero de 2020.

Rusia ha expulsado a un periodista neerlandés, Tom Vennink, que ejercía como corresponsal en Moscú para el diario De Volkskrant alegando “infracciones administrativas de hace unos años” y ha revocado su visado, con una prohibición de entrada al territorio ruso hasta al menos enero de 2025.

Según denunció este jueves el propio reportero, el pasado lunes las autoridades rusas le “informaron de que tenía tres días para salir de Rusia” y las razones dadas fueron “dos infracciones administrativas de hace unos años”.

El periodista detalló que ingresó en una provincia del norte del país sin pedir permiso al gobernador, pero que pagó por ello una multa en enero de 2020.

En cuanto a la otra infracción, explica que se le acusa de no informar de su paradero en Moscú “a tiempo” en 2019, puesto que Rusia trabaja con reglas de migración soviéticas, que requieren que los extranjeros mantengan a las autoridades constantemente informadas sobre su paradero.

“Hice eso demasiado tarde, pagué una pequeña multa por eso en ese momento”, asegura Vennink, que obtuvo su visado “sin ningún problema” en los años posteriores a las infracciones administrativas que argumentan su expulsión.

El reportero denunció que “existe un efecto intimidatorio detrás de la expulsión, también hacia otros corresponsales” que aún están en Rusia, y aseguró que durante los últimos meses ha tenido problemas para renovar su acreditación de prensa ante el Ministerio ruso de Exteriores.

“Durante los últimos seis años me han concedido una prórroga de un año cada vez. Pero la semana pasada, después de un procedimiento agotador, solo me dieron una extensión de siete semanas sin explicación. Eso ya me preocupó”, detalló.

Vennink, que asegura desconocer el motivo real detrás de su expulsión, lamenta que “no ve ninguna razón por la que (Moscú) deba ir” contra él o el medio para el que trabaja, pero “lo que está claro es que las relaciones entre Países Bajos y Rusia han sido muy malas desde el derribo del MH17 en 2014”, el avión de Malaysia Airlines derribado en Ucrania.

Un tribunal de Países Bajos tiene abierto un proceso judicial contra tres rusos y un ucraniano sospechosos de haber estado involucrados en el derribo del avión en el este de Ucrania, una tragedia que se cobró la vida de 298 personas, en su mayoría neerlandeses, y de la que muchos países acusan a Moscú.

Rusia siempre ha negado cualquier relación con lo ocurrido, pero también se niega a cooperar con las investigaciones o el juicio en marcha.

“Rusia ya expulsó a un periodista de la BBC este verano. Eso fue una sorpresa para muchos corresponsales extranjeros. Normalmente son los periodistas rusos los que se ven obstaculizados en su trabajo”, añade el periodista.

FUENTE: EFE

En esta nota: