EEUU Famosos -  25 de marzo 2014 - 09:58hs

Carlos Baute se aferra al cariño de España

El cantante Carlos Baute siempre ha sido una figura que ha generado profundas divisiones en su país natal, como han venido demostrando los muchos insultos que le dedican los chavistas por su oposición al régimen venezolano, una situación que no tiene nada que ver con el éxito y el cariño incondicional que experimenta cada vez que se presenta en España, el país en el que reside desde hace ya varios años.Por eso mismo no resulta extraño que el intérprete haya querido dedicar un sentido homenaje a sus fans de la península ibérica y a todos aquellos españoles que le apoyan diariamente en su tarea de denunciar las "atrocidades" que se perpetran en Venezuela, lo que le ha llevado a cultivar una vez más su pasión por las redes sociales a través de un mensaje lleno de "emoción y reconocimiento".

"Gracias a Madrid y a España entera por darle cariño y respeto a mi país. Me llena de emoción este reconocimiento a quienes soportan las atrocidades de la violencia en mi país. Sigamos haciendo eco de lo que está pasando en Venezuela", publicó orgulloso en su perfil de Twitter tras actuar en un evento solidario organizado en la capital de España por Manos Unidas y la emisora Cadena 100.

El baño de multitudes que se da Carlos Baute en cada concierto que ofrece en España no es la única muestra de lo bien que se ha adaptado durante los últimos años a la vida en un país extranjero, ya que también ha hecho sus pinitos en la televisión española -en la actualidad participa como jurado en un programa de baile-, ha recorrido buena parte de la geografía nacional con sus giras y, por si fuera poco, llegó a hacer un dueto con la reina del pop español, Marta Sánchez, que estuvo dominando las emisoras de radio durante la mayor parte del año 2007.El hecho de que Baute y su mujer Astrid Klisans contrajeran matrimonio en el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, a las afueras de Madrid, hace casi dos años también ha contribuido a que la modelo y arquitecta letona se haya sumergido por completo en varias tradiciones españolas.

Tanto es así, que Astrid lleva más de un año practicando a diario el complejo deporte de la equitación a lomos del caballo que le regaló su marido tras el enlace y, hace solo unos días, sorprendía a sus fans de Instagram con una foto en la que aparecía vestida de torera."Hoy nos aventuramos a torear. ¡Qué experiencia más divertida! Tengo los latidos del corazón a tope", compartía emocionada con la comunidad virtual.

En esta nota: