EEUU Famosos -  22 de junio 2016 - 10:07hs

Jade Thirlwall, de Little Mix, discute en Twitter

Como cualquier persona de su edad, la cantante Jade Thirlwall (23) aprovechó su paso por Ámsterdam con la gira del grupo Little Mix para disfrutar del ambiente nocturno de la capital holandesa, pero la noche no acabó precisamente como ella esperaba.

Según la joven, el personal de la discoteca Club NYX, en la que estuvo de fiesta, no se comportó de manera educada con ella.Ni corta ni perezosa, Jade utilizó la cuenta oficial de Twitter de la banda para desahogar su frustración recomendando a sus fans que no acudiesen al club, lo cual dio pie a una acalorada discusión a través de la red social entre la británica y el community manager de la discoteca, quien a su vez criticó la actitud soberbia de la que la artista habría hecho gala con los trabajadores del local.

"El peor personal de la historia en NYX de Ámsterdam: si salís de noche por Ámsterdam no vayáis allí, fue jo**damente horrible. Jade", escribió la componente de Little Mix en Twitter."Little Mix, la fama no te lleva a todas partes. No tenías identificación y fuiste bastante maleducada con nuestro portero", le contestó el responsable del perfil de Twitter del club.

"Esperé la cola, enseñé mi identificación, pagué la entrada y las copas como todo el mundo... No sé dónde reparten los carnets de famosa", replicó Jade. "Pues nuestro personal dice que intentaste saltarte la cola y que actuaste de forma muy maleducada. ¡No nos gusta esa actitud!", volvió a la carga el community manager.

Cansada de las acusaciones vertidas contra ella, la cantante decidió enviar una serie de mensajes privados a los responsables de la discoteca ofreciendo su versión de los hechos. Además, Jade compartió con sus seguidores una captura de pantalla donde se podían ver dichos mensajes para "dejar las cosas"."Hola, no estoy segura de quién maneja vuestro Twitter, pero estoy confusa ante la gran cantidad de mentiras que habéis escrito, como por ejemplo que traté de colarme cuando estuve esperando como todo el mundo hasta que el portero nos dejó entrar. O cuando decís que no tenía identificación y que vosotros no dais 'un trato especial' a nadie, cuando sí que enseñé mi identificación y en la entrada no tuve ningún problema con el personal. O insinuar que no entré en el club cuando, de hecho, estuve allí dos horas pagando las copas como todo el mundo.Nadie del personal sabía quién era, y yo tampoco quería que lo supiesen; solo quería disfrutar de una noche de fiesta con mis amigos, así que no entiendo por qué decís lo de que la fama 'no lleva a todas partes', porque no utilicé mi fama en ningún momento. Cuando me fui vuestro portero fue increíble e innecesariamente maleducado a la hora de dejarnos salir a mí y a mis amigos", rezaba el mensaje enviado al club por la británica.

 Embed      

En esta nota: