REINO UNIDO Famosos - 

El príncipe Enrique ayuda a liberar a un cocodrilo atrapado en Malaui

El último viaje oficial del príncipe Enrique le ha llevado hasta Malaui (África) para participar en una operación que tiene como objetivo trasladar a 500 elefantes hasta una de las reservas naturales del país y protegerlos así de los cazadores furtivos.

Sin embargo, la anécdota de esta última aventura del miembro más espontáneo de la familia real británica no la ha protagonizado ninguno de los paquidermos, sino un cocodrilo de casi cuatro metros que el príncipe y sus acompañantes se encontraron atrapado en una trampa y herido.Sin pensárselo dos veces, el nieto de Isabel II se apresuró a ayudar al animal, organizando junto a varias personas una operación de rescate que, afortunadamente, concluyó con éxito y sin ningún herido.

"Había un cocodrilo que se había quedado atrapado en una trampa, tenía una cadena enredada alrededor de la boca y las patas, y Enrique y el resto de chicos se acercaron para intentar liberarlo. Era un cocodrilo enorme y estaba muy enfadado por culpa del dolor", explicó un testigo presencial al periódico The Sun, haciendo hincapié en la valentía que demostró Enrique -que lleva en el país africano desde el pasado 27 de julio- al atreverse a acercarse a un animal salvaje que podía haberle atacado en cualquier momento.

"Enrique se volcó totalmente en el rescate a pesar de que era muy peligroso. ¡Le echó mucho valor! En una situación así no puedes evitar pensar que el cocodrilo puede morderte en cualquier momento al no estar dormido, y lo cierto es que podría haberle herido de gravedad. Pero Enrique ayudó a atarle y a trasladarle a la costa. Una persona metió la mano dentro de la boca del animal para intentar quitarle el anzuelo que tenía clavado en el paladar, pero resultó imposible, así que al final simplemente cortaron la cadena. Después lo desataron y el cocodrilo se metió de nuevo en el agua".