Paula Echevarría

Showbiz

Como viene siendo habitual desde que abrió su exitoso blog para la revista Elle, en el que suele compartir con todos sus seguidores los detalles de los modelitos que elige para su vida diaria y sus apariciones públicas, la actriz Paula Echevarría ha dedicado la última publicación de su bitácora virtual a analizar en profundidad el polémico look que eligió para la comunión de su hija Daniela.

En medio del revuelo generado por su separación de David Bustamante, la reunión del matrimonio para un día tan especial recibió -como se esperaba- una gran cobertura mediática y las fotos de la familia llegando a la iglesia de San Vicente de la Barquera en la que recibió la comunión la niña ocuparon las portadas de todas las revistas.

Publicidad

Por supuesto, el atuendo que la protagonista de 'Velvet' lució para la ocasión fue desmontado y analizado al detalle, cosechando opiniones encontradas entre quienes veían a la artista asturiana tan ideal como siempre y quienes consideraban que su vestido de manga abollonada y escote asimétrico no era apropiado para una ceremonia religiosa.

Pues bien, ajena a las críticas negativas, Paula ha dejado claro ahora que ella quedó encantada con el resultado final del diseño creado por su marca de cabecera, Dolores Promesas, cuyos vestidos ya ha paseado por la alfombra de los Goya y un sinfín de saraos más "Ahora os cuento mi look que una vez más confié a mi amiga Ali y a su Dolores Promesas. Y una vez más consiguió plasmar perfectamente lo que yo quería. Un vestido de corte por debajo de la rodilla, con escote corazón y con solo una manga con mucho volumen, de color rosa y estampado con flores azules y verdes", explica la intérprete en su blog 'Tras la pista de Paula' después de revelar que su pequeña se lo pasó en grande siendo "la prota" de la jornada mientras a sus orgullosos padres se les caía la baba viéndola.

Aunque quedaron completamente eclipsados por el vestido, la it-girl española por excelencia también ha dedicado algunas líneas a justificar su elección de complementos, para los que recurrió una vez más a su fondo de armario.

"Las sandalias, ya sabéis, mis favoritas para todos los grandes eventos y este día no iba a ser menos. Ya me las habéis visto en dorado en los premios Forqué, en rojo en la gala de los Goya y no sé cuántas veces más. Pero es que cuando encuentras un zapato con taconazo, que sienta de maravilla, que queda bien con todo y que además sabes que con él eres capaz de aguantar horas y horas sin sufrir, ¿para qué cambiar? Esta vez en ante en un tono nude para que no destacara demasiado", asegura.

Publicidad