Kaley Cuoco junto a su flamante marido recuperándose de la operación de hombro a la que se ha sometido

Showbiz

Han pasado apenas cinco días desde que Kaley Cuoco protagonizara una romántica boda junto a Karl Cook, pero en lugar de encontrarse en algún destino remoto disfrutando de una romántica luna de miel la actriz de 'The Big Bang Theory' se ha visto obligada a guardar reposo tras pasar por quirófano.

"Cuando tu 'luna de miel' consiste en una cirugía de hombro y tu marido sigue igual de feliz", ha escrito la estrella en su cuenta de Instagram junto a un selfie en el que aparece tumbada en la cama del hospital -claramente molesta y despeinada- y otra imagen sacada ya en su hogar, en la que aparece descansando en el sofá acompañada de uno de sus perritos.

Publicidad

"Ya me estoy recuperando. Gracias por todo vuestro cariño y apoyo. Y conociendo a Karl, estoy segura de que él también compartirá alguna que otra 'joyita'... Gracias a Dios que mis mechas están perfectas", ha añadido en esa misma publicación, en la que ha querido hacer un guiño a su peluquera etiquetándola.Justo como había anticipado Kaley, su flamante marido no ha tardado en revelar los momentos menos glamurosos de la estancia en el hospital de su pareja.

"Cada persona tiene su propia versión de eso que llaman 'el brillo de los recién casados'... pero la tuya es memorable", bromeaba el jinete junto a una instantánea de su mujer en un primerísimo primer plano muy poco favorecedor, en parte porque en él aparece a punto de romper a llorar.No contento con eso, Karl también hizo las delicias de sus seguidores al subir a Instagram un vídeo tomado durante el camino a casa después de que Kaley recibiera el alta, en el que la actriz aparece roncando en el asiento del copiloto: "Roncando como un manatí herido. Te quiero mucho cariño, ¡pero vaya!", reza el divertido mensaje que le dedicó.

Publicidad