Kate Beckinsale

Showbiz

Las redes sociales resultan un arma de doble filo para las celebridades: aunque son una herramienta muy útil para promocionar sus proyectos, esas plataformas también abren una puerta a los 'haters' y las críticas hirientes, con el peligro añadido de que caer en la tentación de plantarles cara puede acabar en un disgusto.Sin embargo, la actriz Kate Beckinsale es una experta en esas lides y ha elevado a la categoría de arte sus respuestas a los 'trolls' que se atreven a juzgar en su cuenta de Instagram cualquier aspecto de su vida íntima.

Esta lunes, por ejemplo, compartió en su Instagram una imagen tomada por los fotógrafos un día antes mientras presenciaba un partido de los L.A. Lakers junto a su amigo y supuesto asistente personal Stephen Simbari , quien resulta ser 16 años menor que ella. Un usuario tuvo la ocurrencia de comentar la publicación preguntándole si el joven que la acompañaba era su hijo con la clara intención de destacar esa diferencia de edad, pero probablemente no se esperaba que ella le respondiera de forma directa y que lo hiciera además de la manera más divertida posible.

Publicidad

"Es mi hijo, sí. Le había mantenido escondido en el desván durante 29 años, pero ahora creo que ha llegado el momento de sacarle de vez en cuando de paseo", ha contestado la intérprete con todo el sarcasmo posible.La guapa británica de 45 años reaccionó de forma similar ante los mensajes la semana pasada de algunos seguidores, a los que se les ocurrió comentar en su perfil de la red social los rumores acerca de la buena química que habría surgido entre Kate y el humorista Pete Davidson cuando coincidieron en una fiesta posterior a los Globos de Oro y pasaron horas charlando.

En aquella ocasión contraatacó a quienes le pedían que por su propio bien se mantuviera alejada del ex de Ariana Grande revelando: "No, esa era mi madre. Se trata de un error habitual". Por no mencionar la ocasión en que le salió al paso a un desconocido que se atrevió a llamarla "señora mayor" en uno de sus selfies alegando con toda la sorna posible: "Pues yo me siento extrañamente atraída por ti a pesar de ello".

Para quienes se sientan interesados en emular su comportamiento, cabe recordar que Kate es una profesional con años de experiencia y un talento innato para reírse de sí misma más que cualquier otra persona, algo de lo que no todo el mundo es capaz.

Publicidad