Shaila Dúrcal

Showbiz

Teniendo en cuenta que han pasado ya varios meses desde la última vez que Shaila Dúrcal pisó su España natal, su hermana mayor, la actriz y diseñadora Carmen Morales, ha tenido que ejercer esta semana de portavoz oficiosa para ofrecer a la prensa información actualizada sobre los progresos que ha venido realizando la artista en el marco de ese largo proceso de recuperación derivado del aparatoso accidente que sufrió a finales del año pasado, el cual le llevó a perder parte de un dedo.

"Shaila está bien, haciendo rehabilitación de su manita y de su dedo. Fue mucho susto, mucho dolor, ha pasado muchísimo dolor estos últimos meses. Lo ha pasado muy mal, pobrecita pero bueno, todo va bien", ha revelado Carmen con optimismo a su paso por el estreno de la obra de teatro 'Muerte en el Nilo' que tuvo lugar ayer jueves en Madrid.

Publicidad

"Lo importante es que va sacando sus cositas para adelante y haciendo muchos ejercicios con un fisioterapeuta nuevo que tiene", ha añadido sobre la agenda tan apretada con la que cuenta Shaila estos días al tener que compaginar sus proyectos profesionales con aquellas labores imprescindibles para su bienestar físico.

Otra de las razones que explican la prolongada ausencia de Shaila en su país de origen está íntimamente ligada a las particularidades de su vida en común con su marido Dario Ferreira, con el que pronto cumplirá su undécimo aniversario de boda. A ese respecto, Carmen Morales ha recordado que su hermana menor tiene numerosas responsabilidades familiares que le impiden viajar con regularidad.

"No viene antes por trabajo y porque vive con la hija de él y es muy complicado desplazarse. Luego tiene a sus perros", ha señalado la intérprete, quien a pesar de la distancia sigue manteniendo con Shaila una relación tan estrecha como de costumbre. "Ayer estuvimos ahí de risas. Estas Navidades no ha podido venir. Pero hemos creado un chat entre ella, nuestra cuñada y yo y muy bien, estamos siempre hablando", ha apuntado.

Publicidad