Taraji P. Henson

Showbiz

Como era de esperar en alguien que siempre ha confiado en la inocencia todavía cuestionada, por cierto de Jussie Smollett, la actriz Taraji P. Henson, protagonista junto al citado intérprete de la exitosa serie "Empire", no ha tardado en celebrar públicamente la decisión tomada ayer martes por la fiscalía de Chicago de retirar todos los cargos presentados contra el artista tras haber sido acusado de orquestar el ataque homófobo y racista del que fue supuestamente víctima el pasado enero.

"Estoy encantada de que la verdad haya salido finalmente a la luz, porque yo siempre lo supe que era inocente. Estamos todos muy felices por él y doy gracias a Dios por haber permitido que la verdad prevalezca", ha asegurado la estrella televisiva en conversación con el diario USA Today para criticar, justo a continuación, a ciertos sectores de la prensa que en su opinión han cubierto el proceso desde el sensacionalismo y la irresponsabilidad.

Publicidad

"Todas esas informaciones morbosas no han sido suficientes para desviar mi atención de su historial inmaculado. Le conozco muy bien y sé que no es una persona que busque atención: estamos hablando de alguien que lo ha dado todo por la comunidad, alguien que da sin esperar nada a cambio", reza otro extracto del elogioso alegato que ha pronunciado en favor de su compañero.

La artista ha insistido durante su entrevista en la necesidad de "creer a las víctimas" para que movimientos como #MeToo y otras iniciativas concebidas para defender los derechos civiles de colectivos tradicionalmente desfavorecidos no pierdan fuelle y sigan teniendo efectividad.

Sin embargo, su visión sobre el impacto que el caso Smollett tendrá en este sentido contrasta radicalmente con la que han venido compartiendo aquellos que han cargado duramente contra la fiscalía por ofrecer, a su juicio, un trato benevolente y privilegiado al artista por su condición de celebridad.

"Esta decisión manda un mensaje muy claro: si te encuentras en una posición de influencia y poder, se te tratará de una forma determinada y si no lo estás pues recibirás otro tipo de trato. Y esto es simplemente un error...", ha reflexionado el propio alcalde de Chicago, el demócrata Rahm Emmanuel, en conversación con el programa matutino "Good Morning America" y sin disimular la indignación y la rabia que siente ante el controvertido desenlace que ha tenido esta historia.

El asistente principal de la fiscal general de Cook County, Joe Magats, quien supuestamente jugó un papel determinante en la retirada oficial de los cargos y, por otro lado, habría persuadido al juez para que prohibiera la difusión pública de cualquier detalle relacionado con el caso, puso de relieve las contradicciones derivadas de tan sorprendente decisión durante una breve aparición en la cadena CBS, al expresar su convicción de que Smollett era culpable y afirmando que el fin del proceso ni le reivindicaba ni exoneraba de los delitos presuntamente cometidos.

Estas declaraciones, así como el hecho de que Jussie Smollett habría realizado ya varias horas de servicio comunitario y pagado los 10.000 dólares en los que se estableció su fianza como resultado de un acuerdo a puerta cerrada, han llevado a otros críticos con el devenir del caso a exigir mayores niveles de transparencia judicial y, sobre todo, que la fiscalía actúe de forma proporcionada a los hipotéticos delitos que haya de gestionar.

"Nada ha cambiado en relación con la culpabilidad o inocencia del actor con la notable excepción de que este tipo tuvo de algún modo acceso a la oficina de la fiscal y se las arregló para llegar a un entendimiento que ha puesto en jaque al alcalde y al jefe de la policía. Así de claro", ha argumentado Charles Ramsey, excomisario del departamento de policía de Filadelfia.

"El pueblo estadounidense tiene derecho a conocer con exactitud por qué se han acabado retirando estos cargos. Si Jussie está diciendo la verdad, deberíamos saberlo, al igual que si nos encontramos con el caso contrario", ha aseverado por su parte Areva Martin, abogada especializada en derechos humanos.

Publicidad