Jordyn Woods en la portada de Cosmopolitan

Showbiz

Ha pasado ya medio año desde que la mejor amiga de Kylie Jenner, Jordyn Woods, se besara durante una noche de fiesta con Tristan Thompson, que en aquel momento aún era el novio de Khloé Kardashian -la hermana mayor de la joven empresaria-, y se convirtiera automáticamente en persona non-grata para el mediático clan televisivo, colocando por tanto a Kylie en una posición muy incómoda, pero los protagonistas de ese espinoso asunto no han pasado página y su principal afectada sigue 'rentabilizándolo' a golpe de entrevista.

Ahora Jordyn, que ya acudió al programa de Jada Pinkett Smith al poco de estallar todo el escándalo para ofrecer su versión de los hechos e insistir en que Tristan la había besado a ella y no al revés, ha mantenido una charla en profundidad con la revista Cosmopolitan para hacer balance de su vida actual.

Publicidad

Por supuesto, durante la conversación no podía dejar de salir a relucir el nombre de su antigua 'bff' -o 'best friend forever'- y ese parece ser el único momento en que ella baja la guardia y saca a relucir sus verdaderos sentimientos.

"La quiero. Es mi amiga", ha reconocido Jordyn en un momento de arrolladora sinceridad antes de volver a abrazar su discurso oficial que hace referencia de forma vaga a procesos de aprendizaje, 'su verdad' y la necesidad de 'asimilar' lo ocurrido.

"Espero que las cosas se vayan solucionando y que todos podamos madurar y reconstruir nuestras relaciones con nuestra familia y con Dios y que algún día podamos volver a reunirnos siendo más fuertes y felices", ha concluido recurriendo a la baza de la espiritualidad, pero dejando también la puerta abierta por su parte a una futura reconciliación.

Publicidad