Úrsula Corberó en una foto de archivo

Showbiz

Por si no fuera suficiente con la oportunidad de ver juntos al gran Ricardo Darín y a su no menos talentoso hijo Chino en la presentación, ayer lunes, de la película "La odisea de los giles" en el Festival de Cine de San Sebastián, los fotógrafos y fans congregados en los alrededores del Kursaal donostiarra también quedaron claramente satisfechos cuando la protagonista de la célebre serie 'La casa de papel' y novia del segundo, la actriz Úrsula Corberó, decidió posar junto a su chico a fin de apoyarle de cara a su gran noche.

Aunque su paso por la alfombra roja fue breve para no desviar la atención de los verdaderos protagonistas del evento, las miradas de complicidad y los abrazos que la artista catalana compartió con su pareja hicieron de ella una de las incontestables estrellas de la velada, como demostraron los gritos y vítores que recibió por parte de los admiradores más jóvenes que se habían dado cita en el centro de la ciudad.

Publicidad

Fiel a su tradicional simpatía, la intérprete no tuvo reparo en acercarse a las vallas para firmar autógrafos y sacarse alguna foto con los allí presentes.En cuanto al estilismo por el que optó para darse semejante baño de masas, hay que decir que Úrsula iba muy favorecida gracias a un holgado traje de chaqueta de la firma Tommy Hilfiger y, de forma más concreta, de la colección diseñada en colaboración con la cantante y actriz Zendaya, muy de moda estos días gracias al éxito de la serie de HBO 'Euphoria'. La joven combinó su conjunto con un jersey negro de cuello alto y un llamativo bolso de la casa Chanel.

Puede que esta no sea la última vez que veamos a Úrsula Corberó y a Chino Darín compartiendo alfombra roja con motivo de algún acto relacionado con "La odisea de los giles", ya que la cinta dirigida por Sebastian Borensztein acaba de ser seleccionada por la academia argentina para representar a su país en la próxima ceremonia de los premios Óscar. Eso sí, habrá que esperar primero a que pase el necesario corte que la convertiría oficialmente en candidata a mejor película de habla no inglesa.

Publicidad