EEUU Famosos -  25 de septiembre 2019 - 10:16hs

Beyoncé considera a su hija de 7 años un "ícono cultural"

Entre las celebridades, es una práctica común comprar los dominios de internet con el nombre de sus retoños y convertirlos además en marcas registradas antes incluso de que nazca el bebé en cuestión para evitar que terceras personas pueden utilizarlos con fines comerciales en un futuro.

De haber tomado esas preocupaciones, Beyoncé se habría ahorrado muchos dolores de cabeza en vista de que se encuentra envuelta desde hace años en una batalla legal con una organizadora de bodas llamada Wendy Morales, que se opone a que la cantante registre 'Blue Carter Ivy' como se llama su hija de siete años para su uso exclusivo porque su propia empresa se anuncia como "Blue Ivy".

En los documentos legales a los que ha tenido acceso el portal The Blast, con los que Beyoncé ha respondido a la petición de Morales para que se bloquee su solicitud, la estrella del pop insiste en que su niña de siete años es un "icono cultural" y que los clientes de Morales no deberían de ser engañados deliberadamente para creer que un pequeño negocio "con tan solo tres oficinas y un puñado de empleados" está relacionado de alguna manera con la hija de dos de los artistas más famosos del mundo. Además, también ha recordado que ella solo quiere proteger la marca 'Blue Carter Ivy', no 'Blue Ivy'.

En un principio, tanto Beyoncé como su marido Jay Z intentaron solucionar la situación fuera de los juzgados pero, para su sorpresa, la reunión que acordaron con Morales se convirtió supuestamente en una "propuesta de colaboración" durante la que esta última les habría sugerido que compraran su empresa junto al derecho a convertir Blue Ivy en una marca registrada para comenzar a comercializar una línea de productos exclusivos.