Lucía Rivera y Marc Márquez en una foto reciente de (c) Instagram

SHOWBIZ

Aunque ya se proclamó campeón del mundo de MotoGP hace unas semanas, elevando su ya de por sí histórico palmarés hasta los seis títulos en la categoría reina del motociclismo, el piloto Marc Márquez no dudó en esforzarse al máximo este fin de semana en el circuito de Cheste (Valencia) para dedicar una nueva victoria a su público y, en especial, a aquellos seres queridos que se dieron cita en el evento: concretamente su novia Lucía Rivera, la madre de esta, Blanca Romero, y el hermano pequeño de la joven maniquí, Martín.

Tras la exitosa carrera, la pareja se dejó fotografiar por las cámaras mientras compartía un tierno beso de celebración en los labios, un gesto al que Lucía quiso dar continuidad solo unos minutos más tarde en sus redes sociales publicando una entrañable imagen de Marc y Martín abrazados y muy sonrientes tras una jornada tan especial.

Publicidad

"Estos dos campeones me tienen...", reza el divertido título que la hija adoptiva del torero Cayetano Rivera otorgó a la fotografía para presumir de dos de los hombres más importantes de su vida, cerrando su frase con un par de emoticonos que, literalmente, aparecían 'babeando' de la emoción.

Fiel a su carácter discreto y a la timidez que suele exhibir al ser preguntada en público por su relación sentimental, Lucía Rivera ha tratado de pasar lo más desapercibida posible en estos últimos meses que tantas satisfacciones han brindado a Marc Márquez tanto a nivel profesional como personal. De hecho, la modelo asistió la semana pasada, como era de esperar, al homenaje que recibió el piloto en su localidad natal de Cervera (Lleida), pero evitó posar para cualquier instantánea que pudiera robar protagonismo a su chico en su gran día.

"Allí estuve", reza el breve comentario que le dirigió a una usuaria de Instagram que lamentaba no haber podido disfrutar de su presencia en la fiesta organizada por el ayuntamiento del municipio.

Publicidad