ESPAÑA Famosos -  13 de diciembre 2019 - 12:45hs

El hijo de Isco y Sara Sálamo ya ha pronunciado su primera palabra: ¿de cuál se trata?

A sus cinco meses, el pequeño Theo ya ha aprendido a llamar a la mascota de la casa, un perrito cuyo nombre es Coco, pero de momento no ha hecho referencia alguna a sus padres

El pequeño Theo, el primer hijo en común del futbolista Isco Alarcón y la actriz Sara Sálamo, ha crecido a toda velocidad desde su llegada al mundo el pasado julio, como ha quedado patente con las últimas imágenes y vídeos que han compartido los dos enamorados en sus redes sociales. Tanto es así, que a sus cinco meses el bebé ya habría aprendido a pronunciar su primera palabra, la cual curiosamente no es ni "papá" ni "mamá".

Como ha revelado la intérprete en una divertida publicación de Instagram, Theo parece estar haciendo esfuerzos adicionales para llamar la atención, no de sus progenitores, sino del que por ahora se destaca como el mejor de sus amigos: Coco, nada menos que el adorable perrito de la casa.

"Es la segunda vez que lo dice en días diferentes. Como este niño llame antes al perro que a su madre, la vamos a tener", ha bromeado la artista canaria en la sección Stories de la plataforma, a la que ha subido una grabación en la que se aprecia perfectamente cómo Theo emite dos sílabas muy parecidas -si no iguales- a las que componen el nombre de su mascota.

Esta es solo una de las muchísimas satisfacciones que ha venido recibiendo la mamá primeriza desde que se estrenara como tal el pasado verano, como se ha encargado de poner de manifiesto la propia Sara en la esfera virtual. Eso no significa, sin embargo, que la guapa canaria no se sienta en ocasiones sobrepasada ante el sinfín de responsabilidades derivadas tanto de su ámbito doméstico como de su carrera interpretativa.

"No os podéis hacer una idea de las veces que he dicho: 'No puedo más. Esta semana le desteto'. Rodando una película, escribiendo algo que pronto os contaré, y amamantando a un bebé que come cada tres horas, muchos días termino exhausta. He llorado por tener la sensación de estar haciéndolo todo a medias. Esos días los he sentido, absurdamente, como una derrota... Y nada más lejos de la realidad. A veces tengo que pararme frente al espejo y recordarme lo bien que lo estoy haciendo. Aprender a no fustigarme tanto. Y a saber gestionar el cóctel que supone esta aventura. Porque lo hacemos lo mejor que podemos, y la opción que elijamos será sin duda, la mejor para nuestro cachorro", reza un extracto de la importante reflexión que compartió Sara hace unos días.

FUENTE: Showbiz