Felipe Baloy reclama a su Federación un impulso a las infraestructuras. Foto/@fepafut

EFE

Felipe Baloy, capitán de Panamá, que dejará el fútbol al final de Rusia 2018, la primera Copa del Mundo en la historia del fútbol de su país, reclamó a la federación de su país que rentabilice el impulso que proporciona el torneo para dar un impulso a las infraestructuras del deporte canalero.

Baloy, que pasará a la historia como el autor del primer gol en un Mundial de la selección centroamericana, reconoció que "todavía falta mucho" y puso como ejemplo el desarrollo deportivo que ha tenido Costa Rica.

Publicidad

Para el veterano futbolista panameño, de 37 años, el camino para la próxima Copa del Mundo "tiene que empezar ya mismo".

"Nos falta mucho. Pero el proceso para la próxima fase de clasificación tiene que empezar ya. Las autoridades tienen que pensar qué empezar a hacer. Trabajar en eso. No podemos estar sin infraestructura, no tener un centro de alto rendimiento", dijo el jugador de Panamá.

Publicidad

"Nosotros ganamos el derecho a participar en la cancha. Pero hay que empezar ya por ahí, trabajar por las bases. La Federación tiene que pensar en eso desde ya. Si necesitas cinco masajistas hay que traer cinco masajistas. Si se necesita dos médicos pues dos médicos. Es hora de que se tome conciencia y ver qué es la prioridad", apuntó Felipe Baloy.

Panamá ha perdido con claridad los dos encuentros anteriores que ha disputado en Rusia 2018. Sin embargo, considera que han disfrutado de una experiencia impagable para iniciar un camino y poder llegar algún día a hacer frente a las potencias del deporte.

"No sabíamos como era esto antes pero ya sabemos como es y las exigencias. Tenemos el ejemplo de Costa Rica, lo que tiene, las instalaciones. Esa es la clave para mejorar. No solo para venir a presentarnos sino para poder competir con grandes selecciones", advirtió.

Publicidad

Publicidad