Katmandú Insólito -  14 de abril 2013 - 15:44hs

Nepalí presenta programa de televisión de 62 horas para récord Guinnes

Katmandú (EFE). Un nepalí confía en entrar en el libro Guinnes de los récord tras haber presentado esta semana un programa de televisión en el que entrevistó de manera sucesiva a 102 personas durante 62 horas.

Rabi Lamichhnane, de 36 años, inicio su desafío el jueves por la mañana y lo concluyó el sábado por la noche, con lo que batió el récord que hasta entonces poseían dos ucranianos que en 2011 estuvieron 52 horas ininterrumpidas en antena.

Lamichhnane realizó la hazaña en la cadena local News 24, donde dijo sentirse "muy excitado" y aseguró "no tener sueño" tras recibir un certificado que le acredita como nuevo recordman mundial de permanencia en directo en televisión.

El presentador se tomó de descanso solo 25 minutos durante las 62 horas, en pequeños intervalos que empleó para ir al cuarto de baño y cambiarse de ropa, ya que durante el resto de la prueba comió y bebió ante las cámaras.

Chiranjevi Devkota, jefe de programación del canal televisivo, explicó a Efe que una de las claves del éxito había sido que "solo comió y bebió lo imprescindible". Su objetivo era alcanzar las 60 horas bajo los focos pero al final superó con creces la meta que se había propuesto y sin llegar a utilizar siempre los cinco minutos de descanso por hora que le permitían las reglas establecidas por la organización Guinness.

Entre los entrevistados figuraron personalidades políticas, como el exministro nepalí Pushpa Kamal Dahal 'Prachanda', artistas, como los comediantes Madan Krishna Shrestha y Hari Bansha Acharya, y empresarios y figuras del deporte local.

Además de a 102 personas en el estudio, Lamichhnane entrevistó a 30 ciudadanos a través de skype y, según fuentes de la cadena, "muchas otros televidentes querían hablar con él por ese medio pero no pudieron porque nos faltó tiempo".

Un total de 40 empleados del canal participaron en la prueba, entre operarios, asesores, camarógrafos y personal técnico.

El nuevo recordman es gerente en un establecimiento de comida rápida en EEUU pero trabajó en su juventud en la televisión estatal nepalí presentando y produciendo programas satíricos y películas, y ha vuelto a los platós solo de manera provisional.

Según declaró antes de iniciarlo, afrontó el reto tras realizar pruebas de entrenamiento en las que había logrado marcas de 32, 38 y 52 horas ante las cámaras, y su intención no ha sido otra que ganar fama personal y proporcionar prestigio a su país.

En parecidos términos se pronunció el presidente de News 24, Anil Joshi, quien en declaraciones a Efe indicó que "queríamos cambiar la imagen de Nepal, del que se conoce solo la pobreza", y también "ofrecer algo diferente a nuestro público".

La cultura televisiva está enraizada en Nepal, un país enclavado en el Himalaya, en el que viven 27 millones de habitantes y existen 14 canales de televisión, entre las que News 24 es una de las dos que ofrecen noticias las 24 horas del día.

La afición a los récords está muy asentada en países del sur de Asia como la India o Nepal, donde el que alcanza la plusmarca obtiene a menudo prestigio y un amplio reconocimiento público.